Cargando...

¿Estás obsesionado con el Running?

La pregunta quizás suene un tanto extraña, pero resulta que a nuestro alrededor hay mucha gente  que ha convertido el running, no sólo en un hábito saludable sino también en una auténtica obsesión.

Y a pesar de que no es un aspecto negativo, los adictos al running no pueden pasar ni un solo día sin entrenar. El problema aparece cuando salir a correr se presenta como la actividad principal por sobre el resto de las obligaciones y cuando a raíz de esto se dejan en segundo plano otras responsabilidades. Llegados a este punto se puede decir que existe adicción.

Para llegar a esta instancia, el corredor debe pasar por varias etapas previas:

Una primera etapa seria aquella en la que descubren los beneficios de realizar ejercicio: mejora la condición física, mayor bienestar, buen humor y buena salud. Todos aspectos motivadores para que correr sea un hábito positivo en nuestra rutina diaria.

Por eso, el corredor adicto no encuentra límites en sus entrenamientos y pasa de la ansiedad por participar en una carrera, a la emoción de la propia competición hasta llegar a la obsesión por no disponer del tiempo necesario para desarrollar la actividad a su gusto, debido a los propios límites físicos de cada persona y a responsabilidades familiares y laborales de cada día. El corredor adicto no tiene en mente otra cosa que intentar superarse todo el tiempo.

Y poniendo nombres y apellido a los que podemos reconocer a simple vista, son los deportistas de élite que lo han dado todo por ganar, por ser los mejores y por superar sus marcas, seguramente poniendo en riesgo su trabajo, su familia y su salud, o por lo menos habrán pasado por fuertes planteos de parte de su entorno cercano. Y este tipo de obsesiones ciertamente tienen un tinte preocupante, por lo que, tratar de que la actividad física no alcance estos extremos sería,…  reconocer el trastorno.

Puedo saber si soy adicto al Running?

Ya que estos hábitos carecen de sustento científico y estudios que lo avalen, algunas preguntas te pueden guiar para saber si es necesario acudir a la consulta de un profesional, pero debes ser lo más sincero posible con las respuestas y principalmente, contigo mismo:

¿Necesitas ejercitarte diariamente para sentir tus condiciones físicas plenas?

¿Las condiciones adversas del tiempo no son un freno para que salgas a correr?
 
¿Entrenas con dolores y molestias?

¿Mantienes el mismo volumen de entrenamientos semanales aun sabiendo que tu condición física no te permite completar el plan?

¿Son frecuentes los planteos familiares por la cantidad de entrenamientos que sueles realizar?
 
Si todas tus respuestas han sido afirmativas, cuidado porque puedes estar en zona de adicción y quizás lo mejor sea visitar y escuchar consejos de un profesional. Y si sólo dos de tus respuestas han sido afirmativas, tranquilo!!, porque el running no es ninguna obsesión para ti.

El "running" ya no es sólo una moda, para algunos se convirtió en una obsesión. Cada vez hay más corredores amateur en la calle y muchos salen a diario, en ocasiones sin pensar en las consecuencias que esta práctica de forma abusiva puede tener en su salud.
 
“Todos los extremos son malos”, por eso, a cuidarse Amig@s, seamos conscientes y principalmente, debemos disfrutar en cada salida de esta hermosa actividad…
 

Acerca del autor

Martín Heredia

Martín Heredia

Entrenador / Personal Trainer
Health Coaching Empresarial
deportrainer@gmail.com 

Notas relacionadas