Cargando...

Alan Llunes, Waiheke United: “Fui a Nueva Zelanda para cumplir un sueño”

Nueva Zelanda es la mayor potencia mundial en el rugby pero, cada día que pasa, hay un deporte que toma más poder en las islas de Oceanía, el fútbol. Los “All Blacks” ganan todo título que disputan superando a los rivales con holgura y tranquilidad, mientras que los “All whites”, como se conoce a la selección de fútbol, crece en base a jugadores locales y extranjeros que encuentran en tierra maorí un lugar para cumplir un sueño personal, el de competir en un nivel semi profesional.

Alan Llunes, llegó a Nueva Zelanda en 2013 buscando una aventura en su vida y la consiguió. Desde que viajó con su novia y dos amigos, comenzó a jugar al fútbol en el Waiheke United. El club está ubicado en una isla a 35 minutos en ferry de Auckland, que en verano se llena de famosos que van en busca de disfrutar sus playas. “Esta aventura empezó en 2013 cuando junto a mi novia y dos amigos nos vinimos a esta isla. Vine buscando algún destino futbolístico para ganar experiencia y pensé, ¿por qué no aprender en un lugar donde el fútbol no está tan desarrollado? Conocimos el club cuando estaba dando sus primeros pasos. Casi no tenía cancha y era un club social. Nos quedamos a probar suerte y la conseguimos, salimos campeones y ascendimos varias veces ya”, le contó Alan a Milenium Sports esta semana.

El equipo de fútbol hoy está en segunda división del fútbol neozelandés de la mano de 32 argentinos, que juegan en el primer equipo como en los planteles formativos. En apenas cuatro años pasó de disputar la séptima división a ascender a la NFRL 1, categoría que en Argentina sería la Primera B Nacional. “Es increíble lo que vivimos, pasamos de jugar con equipos que no se acercan ni a lo semiprofesional a tener que pedirle a la AFA que nos mandaran los transfers para poder jugar un partido. El fútbol en Nueva Zelanda es amateur y si no lo es, es semiprofesional. Durante el invierno se divide en tres regiones (Norte, Central y Sur). En septiembre se termina la temporada y comienza una liga de franquicias, que se lleva a cabo durante el verano. Esta liga es la que juegan equipos que tienen plata y que pueden contratar jugadores, como el Auckland City o el Melbourne City FC. Durante la liga de invierno, la que juega el Waiheke United, no hay jugadores pagos. Lo que sí, hay jugadores a los que se les paga en negro, reciben un bono de 300, 400 dólares por semana que está muy bueno”, explica Llunes, que trabaja de cocinero para poder subsistir económicamente.

El club fue fundado en 1988 y también cuenta con fútbol femenino. Si se suman las dos disciplinas, son 40 los argentinos que se pueden contar en sus filas. La mayoría de esos jugadores nunca fueron futbolistas profesionales. “La gente se toma bien la cantidad de argentinos que hay en el club porque les gusta la influencia sudamericana que le damos al equipo. Lo que nosotros hicimos fue hacer crecer al club desde el punto de vista futbolístico y fuera de la cancha también. Hoy en día el club es de prestigio en toda la isla. Hay equipos que quieren asociarse con nosotros, todos estamos viviendo un sueño”, comenta desde el otro lado del mundo.

Con la selección de Nueva Zelanda ya en puesto de repechaje para clasificar al Mundial de Rusia 2018, Alan Llunes explica algo que se puede notar en la isla, el fútbol se está haciendo muy popular allí. “El deporte más popular sin lugar a dudas es el rugby, pero hoy en día hay más chicos que están volcándose al fútbol que al rugby, entonces la federación de rugby se está moviendo para promover que ese deporte no quede atrás, porque el fútbol de verdad que se lo está comiendo. La gente se va metiendo de a poco en el fútbol gracias a los pasos que da su selección. Los “All Whites” son jóvenes, tienen buena técnica y son bastante organizados, estratégicos y disciplinados”. La selección argentina si terminara la clasificación sudamericana para Rusia 2018 en quinto puesto tendría que enfrentar a los “All Whites” para poder ir al Mundial.

Al ser consultado por sus planes para el futuro, Alan Llunes es bastante sincero: “Mi objetivo va mutando con el correr del tiempo, hace cuatro años que estoy acá, contribuí bastante y siento que yo ya di lo que podía dar en el club. Tengo que avanzar en mi vida, quizás no esté más acá el próximo año pero siempre voy a estar cerca del Waiheke”. Con respecto al club, los objetivos son muy altos y definidos, quieren disputar un Mundial de Clubes: “Creemos que no es tan descabellado, si seguimos por este camino se va a poder dar, no el próximo año pero de acá a seis años lo veo posible”.

Foto: La Nación

Sorteos en mkt®

¿Querés ganarte la camiseta suplente de Boca Juniors?
¿Querés ganarte la camiseta suplente de Boca Juniors?
Seguí a @MktRegistrado en las redes y enterate cómo hacerlo
Ir al sorteo

Notas relacionadas