Cargando...
¿Cómo pasó de jugar un Mundial a servir pizza?

Novedades

¿Cómo pasó de jugar un Mundial a servir pizza?

Darío Silva participó en Corea-Japón pero un accidente de auto acabó con su carrera de futbolista y ahora es mesero en un restaurante.
Viernes 17 de Mayo de 2019

El uruguayo Darío Silva fue una de las grandes figuras del fútbol de su país, lo que lo llevó a jugar el Mundial de Corea-Japón en 2002, pero un accidente de auto acabó con su carrera.

Cuando estaba de visita por su país a cuidado de su padre enfermo, Silva perdió el control de su auto lo que provocó la pérdida de una de sus piernas. Inmediatamente su vida dio un giro rotundo y tuvo que colgar los botines. Hoy en día vive en España y trabaja de mesero en un restaurante de un amigo.

Pero para los fanáticos del fútbol y más para los uruguayos, difícil será olvidar los goles de Silva. Sus inicios fueron en su país natal. Comenzó jugando en Defensor Sporting y luego pasó a uno de los grandes, Peñarol. Sus buenos desempeños hicieron que Europa se fijara en él y así fue como llegó al Cagliari de Italia. Después estuvo dos años en LaLiga, donde vistió los colores del Espanyol, Málaga y Sevilla.

Su último pase fue a Inglaterra para jugar en el Portsmouth. En total fueron 114 goles los que marcó en sus 368 partidos.

Seguramente su punto máximo fue participar del Mundial de 2002. Con la Selección marcó 15 goles en 49 presentaciones.

Notas relacionadas