La historia del “Pipa” Gancedo, de las canchas a los negocios y la solidaridad como bandera

Novedades

La historia del “Pipa” Gancedo, de las canchas a los negocios y la solidaridad como bandera

El exjugador de River, tiene unas canchas de futsal y una cafetería que utiliza para juntar plata para el merendero que tiene en Morón.
Viernes 6 de Marzo de 2020

El “Pipa” Gancedo surgió del fútbol de Argentinos Juniors y luego tuvo un paso por River Plate, durante 1996 y 2000, cuando el equipo millonario se consagró campeón de los torneos Clausura y Apertura, Copa Libertadores y la Supercopa Sudamericana.

Hoy, alejado de las canchas, su vida sigue como dueño de una cafetería y unas canchas de futsal, pero además, de las ganancias de sus negocios, destina una parte del dinero en ayudar a un merendero de Morón.

Tras consagrarse en el fútbol local, tuvo un paso por el fútbol europeo y centroamericano. Esa experiencia hizo que Gancedo regresara en 2007 con la idea de ayudar, destinando parte de sus ganancias, a la gente.

Dos años después de su regreso, compró un terreno de 10 hectáreas entre Morón y Merlo y construyó un merendero. Su objetivo era que en ese lugar hubiera una granja, una huerta y canchas para que los chicos jugaran.

Gancedo explica en una entrevista con La Nación, que para sostener el merendero, debió invertir en distintos negocios que le permitieran obtener un retorno económico. A partir de ese momento, construyó el Complejo Deportivo Pipa Gancedo de canchas de futsal. "Con la diferencia cambiaria del peso al dólar las inversiones que se hicieron en aquel momento no se recuperaran más", dijo el “Pipa”.

El exjugador de Osasuna y Murcia en España, adquirió hace tres años un porcentaje de una cafetería frente al estadio de Vélez Sarsfield, cuyas ganancias destina a cubrir parte de los gastos del merendero. Siempre, a través de las ganancias conseguidas en los negocios, el objetivo es ayudar a seguir con ese lugar que soñó para los que menos tienen.

"La situación en éste país está difícil. Hay chicos que la pasan mal, a muchos les juntamos alimentos y ropas. En este momento tenemos la camioneta llena de ropa para dar. Hay mucha gente que también nos aporta", explica el “Pipa”.

Tras jugar en América de Cali de Colombia, River Plate de Puerto Rico y Deportivo Morón de Argentina, Gancedo decidió ponerle un punto a su carrera  y no continuar como muchos lo hacen con una carrera como entrenador. Él no considera que el deporte argentino sirva para plasmar una idea colectiva de trabajo en el que se respete a la persona en sí y que la concepción que hay del fútbol actual, en la que solo importan los números, no es la que él elije.

Pese a eso, Gancedo tiene pensado viajar a España para dirigir un equipo de la tercera división. Parte de su sueldo lo destinará a mejorar las instalaciones del merendero y solventar los gastos. "Pagamos una tarifa trifásica de luz de entre $12.000 y $15.000 por mes. Hay amigos que tratan de colaborar, pero ahora que me voy a trabajar con una moneda extranjera, de alguna manera, se van a poder cubrir los gastos. Vivimos en la cultura del oportunismo, del afano, de querer todo fácil y todas esas cuestiones nos pasan factura. El cambio soy yo", dice.

Fuente: La Nación

Notas relacionadas