48 años de Mundiales: la familia que inmortalizó al fútbol en fotos

Novedades

48 años de Mundiales: la familia que inmortalizó al fútbol en fotos

Tres generaciones y 12 Mundiales atravesó una familia ligada a las fotografías y al fútbol.
Viernes 3 de Julio de 2020

Poder viajar y disfrutar del ambiente que se genera en los Mundiales de fútbol es el sueño de cualquier amante del deporte. Entrar a un estadio acompañado de la pasión de los hinchas de todo el mundo debe ser algo extraordinario. Un privilegio que logró la familia Alfieri que cubrió las copas de la FIFA desde 1962 hasta 2010.

Don Ricardo, el abuelo, su hijo Ricardo Osvaldo y su nieto Mauro, estuvieron presentes desde la edición de Chile hasta la de Sudáfrica. Entre los 3 inmortalizaron momentos únicos en los distintos torneos. Don Ricardo cubrió Chile 1962, Inglaterra 1966 y Argentina 1978, y precisamente cuando hizo de local retrató una de las escenas más recordadas. En la final, mientras Ubaldo Fillol y Alberto Tarantini festejaban la primera Copa del país, un hincha sin brazos (Víctor Dell’Aquila) se sumó a la celebración y él captó lo que se conoce como el "Abrazo del Alma".

Su hijo siguió sus pasos y en sus 50 años de carrera, cubrió 10 Mundiales. Su foto más famosa es la del incidente de la bengala en 1989 en un partido de Eliminatorias entre Brasil y Chile. Con esa imagen se probó que el arquero visitante, Roberto Rojas, había fingido ser herido por ese artefacto lanzado desde la tribuna, lo que provocó sanciones severas por parte de la FIFA hacia Chile. El país trasandino no pudo jugar los siguientes 2 Mundiales (Italia 1990 y Estados Unidos 1994).

“La secuencia de mis fotos demuestra que la bengala cayó detrás y no lo tocó para nada a Rojas. Las fotos fueron determinantes y mi satisfacción fue que la fotografía había podido captar lo que no lograron las cámaras de la televisión”, le mencionó el fotógrafo a Infobae.

El último del árbol genealógico, por el momento, es Mauro que estuvo presente en Corea-Japón, Alemania y Sudáfrica. Tuvo la suerte de retratar el debut de Lionel Messi en la Copa del Mundo 2006 frente a Serbia y Montenegro.

“Por favor sacame desde que entro hasta que termine, mirá que voy a hacer un gol y andá a saber si jugaré otro Mundial”, fueron las palabras que ese joven Messi con la camiseta 19 en la espalda, le dijo a Mauro previo a su ingreso.

Envidia para muchos y orgullo para tantos otros lo que logró la familia Alfieri. Entre las 3 generaciones dejaron una marca en el fútbol argentino y mundial.

Notas relacionadas