El día que Maradona no fue el 10 de la Selección Argentina

#GraciasDiego

El día que Maradona no fue el 10 de la Selección Argentina

Recordamos momentos destacados de la vida del mejor jugador de todos los tiempos.
Jueves 26 de Noviembre de 2020

Diego Maradona y la Selección Argentina van de la mano, son un todo. No hay camiseta que represente mejor la carrera del astro del fútbol que no sea la del combinado nacional. Es casi imposible no ver en las calles, tiendas o canchas su nombre debajo del número 10 en la camiseta celeste y blanca.

Para los amantes de Maradona y del deporte es imborrable la imagen del mejor futbolista de todos los tiempos levantando la Copa del Mundo en México 1986. Sin dudas, el mejor día de su carrera deportiva, un broche de oro para rendir tributo a su amor por la camiseta argentina. Sin embargo, para llegar a ese momento el Pelusa tuvo que atravesar ciertas dificultades. No le fue fácil llegar a la Mayor, en el camino quedó fuera de convocatorias importantes como el Mundial 1978. Es que Maradona ya había debutado y se venía entrenando para poder representar al país en la Copa del Mundo, pero lo cierto es que César Luis Menotti no lo eligió.

Precisamente, en febrero de 1977, el entrenador Menotti lo hizo debutar en la Selección Mayor en un amistoso contra Hungría. A los 16 años, luego de su presentanción en Primera con Argentinos Juniors, entró a los 20 minutos del segundo tiempo, por Luque. Pero ese no fue su primer partido desde el arranque. Para eso tuvo que esperar al 23 de marzo del mismo año contra la Liga Chascomunense, como previa a las Eliminatorias para el Mundial Juvenil. Lo curioso de ese día fue que Diego usó la camiseta 9, y no la característica y emblemática 10. El resultado (3-2) es anecdótico, el hecho es que ese día Maradona arrancó su camino con la Selección. Un vínculo que lo terminó consagrando como la figura mundial y uno de los referentes del deporte argentino.

Otro día en el que Maradona no usó la 10 fue en la Copa América, el 2 de agosto de 1979 contra Brasil. En esa ocasión, Juan Carlos Bujedo estaba anotado con ese número por lo que a Diego no le quedó otra que jugar con la 6. Seis días más tarde, volvió a usar el mismo número y, en el estadio José Amalfitani, metió el tercer gol con el que el seleccionado nacional le ganó a Bolivia por 3 a 0.

Fuente: Clarín

Notas relacionadas