Cargando...
Maradona  en Gimnasia: 15 meses, amor eterno

Opinión

Maradona en Gimnasia: 15 meses, amor eterno

Columna de opinión de Norberto Gobbi, gerente de marketing de Gimnasia y Esgrima La Plata
Jueves 26 de Noviembre de 2020

Cuando uno se prepara para un desafío profesional lo hace desde las variables que puede dimensionar el conocimiento, lo técnico, lo que aprendió en la facultad, lo que acumuló en su vida laboral, desde los contenidos, las planificaciones, los objetivos que se quieren lograr.

Maradona no es el caso, cualquier elucubración inicial es menor a la realidad, las proyecciones no sirven, no alcanzan, los análisis previos son gambeteados por la realidad, el 8 de Septiembre de 2019, a las 13.15 hs entendí que lo que venía era imposible de abarcar con los razonamientos previos.

Así de simple, sin darnos cuenta en septiembre de 2019 la capital de la provincia de Buenos Aires se convirtió en Nápoles, se contagió de Fiorito, se volvió un potrero de 1 millón de habitantes.
En lo profesional te preparas desde la cabeza, por si algún día pasa, y si llega el momento que pasa, entendes que se vive con el corazón, con la pasión, con la adrenalina, con la exigencia y la “presión” de estar a la altura, pero sobre todo, se vive desde el asombro de las sensaciones, saber que llega un fenómeno social, que podes describirlo, podes intentar analizarlo, pero sólo podes entender su verdadera dimensión cuando convivís con ese desafío.

Gimnasia y Esgrima la Plata, el equipo más antiguo de Latinoamérica, se convirtió en la puerta de acceso de Diego a una serie de homenajes que el fútbol en Argentina le tenía reservados. Ser contemporáneo de eso deja más aprendizajes de los que se pueden sintetizar en un par de líneas. Diego y Gimnasia se necesitaban y fue amor a primera vista. Cuando alguien te valora la mejor forma de darte una mano es dándote una oportunidad, Gimnasia se la dio a Diego y él nos la dio a nosotros.

Si hablamos estrictamente de marketing, puedo escribir lo obvio: aumento de socios, abonos agotados, venta de camisetas, colas histéricas para hacerse socios, frases y fotos convertidas en tatuajes, conferencias de prensas con más periodistas acreditados que nunca antes, salto en el rating, aumento del consumo en el estadio los días de partidos, saltos de cantidad en fans y followers en redes, así como la posibilidad de llevar adelante ideas que pueden apalancarse sólo con figuras de su talla.

Como hablamos de marketing, sería justo contar que el primer pedido de Diego al club fue que por favor mandáramos un bolso con ropa LeCoq, que él quería llegar al estadio “vestido de Tripero” para que no circulen fotos con otra marca. Su segundo pedido fue que el primero quería ver a la gente y luego al periodismo, por eso invertimos el orden de su presentación en el club, porque él quería estar con la gente. 

Pero sin hablar de marketing, Maradona llenó de vida a Gimnasia y el Lobo lo llenó de vida a Diego, las fotos y videos que lograron los equipos de contenido del club así lo demuestran y hoy a la distancia creo que eso fue lo realmente importante, lo que me llevo. Creo que el principal aprendizaje es poder encontrar esos “pequeños” momentos en los que se es parte de tamaña situación.

¿Qué son 15 meses en la vida de alguien? ¿Es mucho? ¿Es poco? ¡Es suficiente! Es lo que nos tocó a todos nosotros. En lo profesional, un privilegio qué sólo con el paso del tiempo podremos dimensionar. En lo estrictamente personal, una experiencia que no puedo describir. Maradona, Diego, Pelusa, el fútbol, beso el escudo del que soy hincha y en ese viaje de 15 meses, nos dejó enseñanzas de vida, que cada uno sabrá cómo capitalizar. En mi humilde mirada, ¡Gracias Diego por eso! Descansá en Paz.

Notas relacionadas