Cargando...
El camino al título, la Libertadores y el crecimiento del fútbol femenino; el análisis de los protagonista del San Lorenzo campeón

Novedades

El camino al título, la Libertadores y el crecimiento del fútbol femenino; el análisis de los protagonista del San Lorenzo campeón

Charlamos con el entrenador Nicolás Basualdo y Karen Puentes, pateadora del penal definitorio en la final ante Boca.
Miércoles 21 de Julio de 2021

San Lorenzo de Almagro salió campeón del Torneo Apertura del fútbol femenino, luego de superar por penales a Boca Juniors.

El equipo logró su tercer título en su historia pero el primero de la era “semiprofesional” de la disciplina en Argentina. El partido terminó igualado en uno durante los 90 minutos, llevando la definición a la tanda de penales. El último tiro estuvo a cargo de los pies de Karen Puentes, quien ingresó en el segundo tiempo por la lesión de su compañera Milagros Vargas.

“Estábamos entrando en calor con Mili y las dos teníamos muchos nervios. Cuando la llamaron para entrar le di mis alientos y dio la casualidad que después entré yo por su lesión. No quería entrar porque estaba muy nerviosa, pero después me relajé e ingresé para sumar al equipo. Me sorprendió cuando el entrenador me eligió para patear pero estaba convencida y segura. La caminata se me hizo eterna pero sentía el aliento de mis compañeras. Estoy feliz que mi primer gol en San Lorenzo haya sido así”, recordó Puentes. 

Uno de los responsables del título de Las Santitas fue su entrenador, Nicolás Basualdo, quien llegó al club hace 2 años pero para dirigir en el futsal. Con el primer equipo del fútbol femenino está hace apenas 3 meses, mientras sigue ejerciendo la otra función.

“Trabajar en el fútbol femenino de San Lorenzo era una oportunidad única. Estar a cargo del equipo y formar parte de la historia del club fue un gran desafío que nos propusieron los dirigentes. Creo que pudimos cumplir con las expectativas humanas y deportivas”, apuntó el DT.

San Lorenzo fue el mejor equipo del campeonato y así lo entiende Basualdo: “Fuimos en un campeonato de menor a mayor, con resultados que hace rato no se conseguían como ganarle a la UAI y a Boca, y con la obtención del título de forma invicta. Además, clasificamos a la Libertadores”.

El equipo de Boedo fue el primero en Argentina en participar de la CONMEBOL Libertadores en 2009. A 11 años de ese debut, volverá a decir presente en la competencia, pero también tendrá otros puntos por pulir. “Ahora nuestros objetivos parten de 3 puntos, las divisiones inferiores, la Libertadores y el campeonato local. Queremos fortalecer el crecimiento de las más chicas, ser lo más competitivos en la Copa e ir por el mismo camino en el torneo”, remarcó el entrenador.

Karen llegó al club hace un año con muchas ilusiones y para su asombró sus principales objetivos ya se dieron: “Mis ideales eran salir campeona y en un futuro jugar la Libertadores. Estoy muy feliz por lo logrado y siento que vamos a volver de las vacaciones con muchas pilas y con ganas de quedarnos con la Copa”.

En cuanto a sus inicios, Puentes recordó: “Empecé con hockey hasta los 15 años pero me di cuenta que me gustaba el fútbol. Me anoté en el club San Martín en Tucumán y comencé a jugar. Más adelante una amiga me avisó que estaban haciendo pruebas en San Lorenzo y no lo dudé. Agarré un bolsito y fui a Buenos Aires a ver qué pasaba. Terminé quedando y firmando mi primer contrato”.

Una vez llegada a la Capital del país se dio cuenta de las diferencias que hay en el desarrollo de la disciplina. En el interior, donde elle se formó y crió, es todo más difícil y a pulmón, sin instalaciones propias y entrenamientos en plazas comunitarias. Igualmente, es consciente que el crecimiento se viene dando progresivamente. “Todavía faltan muchas cosas para estar a la altura del fútbol masculino pero se vienen haciendo muchas cosas. Hay mucha más difusión en los medios y en los propios canales de los clubes. En San Lorenzo nos brinda todo para estar a la altura del masculino. Tenemos una cancha para entrenar, detalles que suman mucho para la disciplina”, explicó.

Basualdo también es palabra autorizada para evaluar la situación del fútbol femenino: “Lo positivo es que la estructura del fútbol femenino en Argentina creció notoriamente. Hay grupos de trabajo bien formados, desde los médicos, psicólogos, la parte alimentaria, entre otras cosas. Pero el gran déficit son las divisiones inferiores y el desarrollo del fútbol de las provincias. Me parece que se va a venir un gran éxodo de jugadoras al exterior y vamos a necesitar de las inferiores pero no sé si están formadas. Va a ser difícil mantener en el nivel del torneo de Primera. Además, hay que apostar a las provincias. Hoy sólo participa Rosario Central pero hay un montón de jugadoras que podrían llegar”.

Por último, en cuanto a sus próximas metas, la jugadora añoró: “Tengo como objetivo irme a jugar afuera. Aunque ahora lo veo difícil, si me propongo y entreno bien, en algún momento voy a llegar a la Selección”.

 

 

Notas relacionadas