Cargando...
El deporte escolar que llegó a tener su propio Mundial

Novedades

El deporte escolar que llegó a tener su propio Mundial

Muchos lo conocen como “Quemado” pero profesionalmente se lo llama “Dodgeball” y el mismo tiene su propia Copa del Mundo y la Selección Argentina se ubica en el puesto nueve del ranking.
Viernes 15 de Noviembre de 2019

Para los nostálgicos seguramente sea volver a la infancia y recordar los recreos en el patio del colegio jugando al quemado. Pero, hoy en día, ya no es un simple juego escolar y encima no lleva ese mismo nombre de manera profesional.

Estamos hablando del Dodgeball, el cual tiene un reglamento muy similar al quemado. Se juega en una cancha de vóley dividida en dos y los jugadores intentan “quemar” con la pelota a sus adversarios para sacarlos del juego. Se desarrolla en dos tiempos de 20 minutos cada uno y gana el equipo que conquista más games. O sea, el que más veces deja a su rival en cero.

Se popularizó mundialmente con la película “Pelotas en juego” (2004), pero el juego en sí, nació en los años 60 en Estados Unidos. Para transformarlo en un deporte inclusivo e integrador, la primera medida fue reducir el material de las pelotas (hoy son de gomaespuma), bajar el peso (150 g.) y diseñarlas de modo tal que la fuerza de los tiros sea absorbida por la misma pelota y no, en cambio, por el físico de los jugadores.

Aunque no es de tal conocimiento, la Selección Argentina cuenta con un equipo que compite en torneos internacionales. De hecho, en la última Copa del Mundo, el conjunto nacional terminó en la novena posición, algo impensado en la previa entiendo el poco interés y apoyo que recibe.

Ahora tienen en agenda un nuevo desafío. Del 26 de noviembre al 1 de diciembre, Argentina estará participando en el Mundial de Dodgeball, en México. El objetivo, más allá del deportivo, es seguir creciendo en la disciplina y que el deporte tenga una mayor alcance nacional.

 

Notas relacionadas