Cargando...
Agustín Destribats: “A Tokio voy en busca de una medalla”

Novedades

Agustín Destribats: “A Tokio voy en busca de una medalla”

Después de 25 años, Argentina tendrá un representante masculino en lucha.
Lunes 10 de Mayo de 2021

Agustín Destribats ya se metió en las páginas del deporte argentino, siendo uno de los atletas que dirá presente en un Juego Olímpico. El joven de 23 años logró la clasificación a la cita de Tokio 2020, siendo su primera participación y cortando un sequia de 25 años sin un luchador argentino en un evento olímpico. El último que lo había conseguido en la rama masculina había sido Paulo Ibire en Atlanta 1996.

“No caía que había clasificado, no lo podía creer. Ese día me pasó de todo, me quedé dormido para el pesaje, me sentía mal y me dolía mucho el cuerpo. Cuando bajé para calentar, la cabeza me decía muchas cosas. Yo había prometido que si ganaba me compraba un perfume, y antes de entrar a la lucha olí ese perfume. Ahí me di cuenta que era mi pelea y que tenía que ganar. Ese día aprendí que podés tener una mañana mala pero después pueden pasar cosas buenas”, recordó Destribats en lo que fue su pasaje a Tokio en el Preolímpico Panamericano de Otawa.

El cordobés arrancó a luchar de muy chico, pero como la gran mayoría de los argentinos, primero probó por el fútbol. Como sus dotes deportivos no iban por la redonda y siguiendo los consejos de un vecino, apostó por la lucha. “Arranqué a luchas a los 10 años, pero obviamente que antes había probado con el fútbol. Me iba súper mal, no era bueno. Un vecino me dijo que abría un club cerca de casa para hacer boxeo. Fui y me inscribí, y de todas las disciplinas, la lucha era la que mejor me salía”, remarcó.

Destribats trabajó durante mucho tiempo para poder llegar a los Juegos. De hecho, tuvo una oportunidad previa de estar en Rio 2016 pero perdió la posibilidad en el último instante. Desde ese tropiezo, el luchador no paró para conseguir su plaza en Tokio: “Me hubiese gustado representar a Argentina en los Juegos Olímpicos de Rio 2016. Me dio tanta bronca no clasificar, sufrí mucho porque quería estar. Desde ese entonces me propuse hacer todo lo posible para estar en Tokio 2020. Desde 2018 estoy entrenando en Rusia, que me dio la posibilidad de mejorar mi nivel en la lucha. Es un país que es lo mejor de lo mejor en lucha, tengo la suerte de entrenar ahí. Me costó pero ya me acostumbré a sus costumbres y a su sociedad”.

De cara a los Juegos en Japón, el cordobés apunto: “Quiero representar a Argentina lo mejor posible y ver si lo puedo hacer uno o dos ciclos más, lo que me dé. Yo entreno para ganar, estar bien y subir al podio. Para estos Juegos busco lo mismo, después pueden pasar cosas pero yo voy con la cabeza de que quiero ganar. A Tokio voy en búsqueda de una medalla”.  

Destribats tuvo que hacer muchos sacrificios para lograr el boleto a Tokio. Su viaje y estadía en Rusia lo privaron de compartir tiempo con su familia y amigos. Él mismo afirmó que en el momento que está con sus seres queridos intenta desligar todo lo que tenga que ver con el deporte de alto rendimiento: “A mí me encanta estar en familia y en casa. Extraño mucho, cuando estoy en Córdoba es para disfrutar de mi familia, ni me concentro a entrenar. Me gusta ser luchador en la competencia pero cuando salgo del entrenamiento o soy Agustín Destribats, no soy el luchador. Después del colchón ya no se habla de lucha".

El aplazamiento de los Juegos Olímpicos no fueron un problema para Agustín, incluso él lo vió como una oportunidad. “No sentí que me afectara que su aplacen los Juegos. De hecho, siento que este año aprendí más, veo la lucha diferente. Me ayudó muchísimo que se pasara un año, sino quizás estaría en el mismo nivel que en marzo de 2020”, concluyó.

Notas relacionadas