Cargando...
La historia de Jacana, la marca de ropa que vestirá al atletismo argentino en Tokio 2020

novedades

La historia de Jacana, la marca de ropa que vestirá al atletismo argentino en Tokio 2020

Surgió en 2016 en Colonia Caroya, Córdoba a partir de la inversión de 20.000 pesos de Carlos y su mujer. 5 años después, en los que dejaron atrás la mesa de su cocina y se mudaron a una fábrica propia, ya son 20 las personas que están detrás de la marca. En Tokio 2020, el atletismo argentino lucirá las prendas de esta marca que conoce de cerca lo que viven los atletas.
Viernes 23 de Julio de 2021

Jacana es una de las marcas que vestirá a los atletas argentinos en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, producto de una alianza exitosa con la Confederación Argentina de Atletismo (CADA). Nacida en la provincia de Córdoba en el año 2016, esta marca se trazó como objetivo visibilizar el atletismo a nivel nacional y brindarles a los deportistas las mejores condiciones para que su rendimiento fuera el mejor, y bien lo viene haciendo.

César Stagnaro es el fundador y director de esta marca que comenzó junto a su mujer en el medio de la cocina de su casa, con una inversión de 20.000 pesos. “Yo era atleta y siempre pensé que para quienes practicamos el atletismo es muy difícil conseguir la ropa indicada para competir. Los shorts y las musculosas son difíciles de conseguir y entonces me propuse junto a mi esposa empezar a producirla nosotros”, contó César en una pausa de su trabajo.

“En julio de 2016 compramos nuestra primera sublimadora y teníamos muy poco conocimiento sobre el rubro de la confección, no veníamos de ese lado ninguno de los 2. Tercerizabamos la mayoría de los procesos.  Lo que nos propusimos como marca fue hacer con el resto de las personas lo que las marcas no hicieron con nosotros. Jacana viene del apoyo al atletismo institucionalizado”, agregó.

El Estadio Olímpico de Tokio será el lugar donde las prendas de esta marca se luzcan. Belén Casetta, Germán Chiaraviglio y los representantes de la maratón (Eulalio Muñoz, Joaquín Arbe y Marcela Gómez), la prueba más importante de los Juegos Olímpicos, serán algunos de los atletas que utilicen la ropa de esta marca.

“Lo que nos hace especiales es el conocimiento del deporte que tenemos y el conocimiento de lo que viven los atletas por el deporte. Entendemos la soledad y tratamos de acompañarlos en esos eventos y a las instituciones que los aglomeran. Trabajamos tratando de hacer crecer el deporte. No buscamos individuos con muchos seguidores en Instagram, nuestros modelos son los propios atletas, a los que conocemos y acompañamos”, dijo César.

“El trabajo con la Confederación Argentina de Atletismo lo llevamos adelante desde el año 2018. Yo tengo la idea que si algo no se ve bien o no es lindo, no se vende. Entonces, para que el atletismo tenga un mayor apoyo, se tiene que ver bien y organizado”, comentó el fundador de Jacana. Meses antes de firmar el contrato con la CADA, Jacana había expandido su taller y había sumado clientes, entre ellos, la Federación Atlética Cordobesa. En la actualidad, son varias las federaciones provinciales que son vestidas por esta marca y en cualquier competencia nacional pueden verse sus productos.

“Hoy en día la gente se interesó más por el atletismo y se dio cuenta que el deporte que le gusta, como el atletismo o el running, tienen su propia indumentaria”, destacó César. Justamente Jacana resulta una marca muy particular porque no solo viste a los profesionales del deporte, sino que también a través de su página web le da la oportunidad a los grupos de running amateur, de diseñar y confeccionar sus propia indumentaria.

Transcurridos 5 años de vida, Jacana se transformó y pasó de ocupar un lugar en la casa de Stagnaro y su familia a hoy en día tener su propia fábrica. Además, ya son 20 los empleados que trabajan para fabricar la ropa que utilizarán los atletas en sus competencias de Tokio 2020.

 “Ahora se vienen los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y es una emoción tremenda para nosotros que en el evento deportivo más importante del mundo esté nuestro granito de arena. Las remeras que lleguen al Estadio Ólimpico de Tokio van a salir de nuestro taller y, literalmente, de nuestras manos. Aparte de un orgullo es un gran logro. Para que tomen dimensión, el primer trabajo que nos encargaron en 2016 fueron 30 remeras para un grupo de running, en aquel momento no pudimos hacer la entrega completa y les terminamos debiendo 10 remeras. Hoy estamos en un momento muy importante de la marca”, contó César.

Además, agregó: “Es un logro no solo para nosotros, sino también para el atletismo. Es muy importante tener una propia indumentaria que te identifique. El diseño que lucirán los argentinos es muy especial, está compuesto por diferentes fotos de los cielos que nos envío la gente. Todas las provincias argentinas estarán representadas y lo que buscamos representar es el cielo argentino en Tokio”.

Notas relacionadas