x
Empezar de nuevo a los 11 años y conseguir un 4to puesto en los Juegos Paralímpicos: la historia de Enrique Plantey

Empezar de nuevo a los 11 años y conseguir un 4to puesto en los Juegos Paralímpicos: la historia de Enrique Plantey

Novedades

En Marketing Registrado dialogamos con el neuquino Enrique Plantey, quién, en Beijing 2022 logró la 4ta posición en la categoría Slalom Gigante.
Viernes 25 de Marzo de 2022
El 10 de marzo, Enrique Plantey conseguía el mejor resultado de un sudamericano en los Juegos Paralímpicos de Invierno: el cuarto puesto en la prueba de Slalom Gigante de esquí alpino en Beijing 2022. Prueba en la que estuvo a solo 2 segundos de obtener una medalla, la que hubiera sido la primera en la historia de la Argentina. 

A los 11 años, el neuquino iba a sufrir un episodio desafortunado le iba a modificar el rumbo de su vida: en un viaje junto a su hermano y su padre, frenaron en la banquina de la ruta para conversar y descansar, cuando una camioneta, con el capot levantado por accidente y sin visibilidad, los pisó. “Fue hace mucho tiempo, hace 28 años y claramente fue un momento duro, un momento bisagra en mi vida, no solamente por la silla de ruedas, sino por el accidente en sí, donde fallecieron mi padre y mi hermano”, rememoraba el atleta.



Sin embargo, el hecho de barajar y dar de nuevo al saber que la silla de ruedas iba a ser su compañera por el resto de su vida, no fue una noticia que entristeció a su familia, sino todo lo contrarió: “Fue un momento en el que la silla de ruedas pasó a un segundo plano. Yo estaba internado, llamaron a mis familiares, les comentaron que yo iba a quedar en silla de ruedas y lejos de ponerse tristes, se pusieron contentos porque no había pasado nada más que eso”, reveló Plantey.

Las vueltas de la vida iban a hacer que el primer encuentro sea casi de casualidad: “Conozco al esquí desde que me fui de vacaciones con mis amigos a San Martín de los Andes a los 16 años. Yo estaba en una confitería, cuando se me acerca Claudia Vega, instructora de esquí, la madre de mi entrenador, Matías O'Really, y me propone probar practicar esquí ya que se estaba formando la primera escuela de esquí adaptado en la Argentina. Son esos momentos donde estas porque tenías que estar”, y agregó: “Años más tarde, durante un verano fui a trabajar a Aspen, Estados Unidos, y fue allí donde realmente conocí al esquí adaptado. Me anoté en una clínica, para excombatientes, donde enseñaban a hacer distintas cosas como saltar, meterte en el bosque y competir, y la dictaba una persona con mucha historia en el esquí adaptado, con el cual me termine enfrentando años más tarde. Fue ahí donde me entusiasmé y me enteré que había competencias, donde el eslabón más alto era llegar a los Juegos Paralímpicos”.



En Beijing 2022 iba a lograr el mejor resultado de su vida: “De a poquito voy cayendo. Lo que más buscaba era disfrutar de los Juegos Paralímpicos, donde uno tiene mucha presión y trabaja 4 años para llegar a ese momento. No tenes que llegar ni desgastado ni sobreentrenado, tenes que llegar en tu mejor momento. En el supergigante finalizamos en el octavo puesto, lo que nos dio muchísimo aire para las carreras siguientes porque cumplimos el objetivo que nos propusimos cuando comenzaba la competencia de conseguir un diploma, y por eso yo creo que después llegó el cuarto puesto y casi la medalla, aunque para nosotros sea como una medalla”, analizaba el neuquino.

Notas relacionadas