Cargando...
Diego Schwartzman: “Celebro los dirigentes que están a cargo hoy en día del tenis argentino”

#ALaCancha

Diego Schwartzman: “Celebro los dirigentes que están a cargo hoy en día del tenis argentino”

Martes 7 de Abril de 2020
El tenis es uno de los deportes más populares de la Argentina. Miles de chicos practican el deporte en clubes y sueñan con jugar un torneo profesional. Eso fue también lo que soñó Diego Schwartzman cuando comenzó a jugar en el club Hacoaj.

Hoy en día, siendo número 13 del ranking mundial de la ATP, puede comprobar que su sueño se ha hecho realidad. Ya recuperado de una lesión que le imposibilitó disputar la semifinal del último ATP de Buenos Aires, el “Peque” se prepara para volver al ruedo una vez que los torneos se reanuden.

Mientras cumple la cuarentena obligatoria que rige en Argentina, se hizo un tiempo  para conversar con Maxi Palma en el Instagram Live de Marketing Registrado. El tenista argentino se refirió a las cosas que lo hacen feliz hoy en día, lo que significa ser contemporáneo de FedererNadal y a cómo ve a la Asociación Argentina de Tenis hoy en día.

“Hoy en día me hace feliz ver todo lo que conseguí con el tenis y ver lo que pude generar. Tener la oportunidad de vivir donde vivo, poder pasar esta cuarentena un poco más  tranquilo, saber que puedo llegar a ayudar a un amigo o a la gente que está conmigo desde muy chico, esas cosas son las que más feliz me hacen”, comentó Diego.

Además, agregó: “Cuando vas creciendo siempre vas buscando la forma de mejorar, pero a la vez después de unos meses ya entendiste que ese es tu lugar, y querés más. Al poco tiempo, querés un poco más y así sucesivamente. Es difícil llegar a la conclusión y decir ‘Hasta acá llegué y este es el lugar donde quiero estar’. Siempre quiero un poco más y eso es lo que busco con mi equipo para seguir mejorando algunas cuestiones deportivas”.

Surgido en las canchas de un club de la comunidad judía, “Peque” recibió la ayuda de muchas personas que vieron en él grandes posibilidades con la raqueta. Tanto sus entrenadores como los demás jugadores fueron formándolo. “Me tocó trabajar con gente que me hizo crecer mucho. Mis entrenadores, tanto los de ahora como los de antes, me ayudaron y en cada etapa pude mejorar aunque sea un poco. Cuando comencé  jugar admiraba mucho a David Ferrer y por suerte pude compartir sus últimos años en el circuito y competir contra él.  Aprendí mucho de él, tanto fuera como dentro de la cancha, y trato de tener un estilo de juego parecido al suyo”, dijo.

Contemporáneo de FedererNadal, disfruta de compartir el circuito con ellos dos y asegura que son tan distintos y tan perfectos a la vez que es muy difícil elegir entre uno de los dos. “Los veía antes por la tele y hace un tiempo que ya tengo el placer de cruzarme con ellos en los torneos y de poder jugar y entrenar. Trato de disfrutarlos al máximo”.

Con el correr de los años Schwartzman ha ido cambiando su forma de jugar y de trabajar en la previa  a los partidos. Desde hace un tiempo que analiza a sus rivales: “Lo hago por mi cuenta y al mismo tiempo mis entrenadores también lo hacen. Después me tomo un tiempo para juntarme con ellos y sacar las conclusiones. Al final, una vez que entras a la cancha, nunca podés saber lo que puede pasar y ahí tiene que prevalecer en  la balanza más lo tuyo que lo de tu rival. Creo que el análisis sirve mucho, sobre todo cuando llegás a un nivel en el que todo es tan fino y es muy difícil encontrarle algo malo a tu rival”, explicó.

El ascenso en el ranking de la ATP le trajo más desafíos. Escalar posiciones es sinónimo de avanzar en los torneos y eso, a su vez, de ganarle a quien tengas enfrente. 

“Hay jugadores a los que siento que le puedo ganar en cualquier momento y a otros que no. Existen otros a los que se que si están pasando por un muy buen momento es muy difícil, pero creo que de mi ranking y un poco para abajo, salvo los que son “extraterrestres”, todos están a mi alcance. Por eso tengo la ilusión de saber que si tengo un par de buenas semanas en torneos grandes puedo llegar a  seguir creciendo en las posiciones”, comentó al respecto.

Previo al cierre de la entrevista, Schwartzman, quien llegó a este parate obligatorio como la mejor raqueta de la Argentina, analizó los cambios que se produjeron hace un tiempo en la Asociación Argentina de Tenis: “Durante mucho tiempo hubo una dirigencia con la cual yo no estaba muy de acuerdo. Cuando terminó su gestión, entraron todos los que fueron parte de la “Legión Argentina” y otros que ayudan directa o indirectamente a la Asociación que tienen pasado como jugadores y la verdad que desde que asumieron siempre fueron muy claros con todos. Seguramente haya gente que esté más de acuerdo con el modelo anterior pero  a mí me da mucha confianza que haya gente que ha jugado y que a la vez, desde que se retiraron, se perfeccionaron para  estar a cargo de una Asociación como la del tenis argentino. Celebro las autoridades que tiene el equipo de la Copa Davis y me llena de orgullo poder defender a la Argentina en el torneo”.

Notas relacionadas