x
La norma que impulsa la venta de jugadores en el fútbol de Chile

La norma que impulsa la venta de jugadores en el fútbol de Chile

Curiosidades

Desde que se impuso la regla que exige minutos de los juveniles con el primer equipo se vendieron 5 promesas a Europa.
Lunes 5 de Septiembre de 2022
La “regla de los sub 21” surgió en la temporada 2015/2016, y tiene como propósito que los clubes de la Primera División Chilena jueguen al menos el 70% del torneo con un sub 21 en cancha. De esta manera, las inferiores se transformaron en la principal proveedora de los planteles de primera, que por obligación o convencimiento, aumentaron la presencia de jugadores jóvenes en sus planteles.

Según cifras de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional -ANFP-, en la temporada 2020 fueron 126 los sub 21 que sumaron minutos, y que posteriormente se convirtieron en titulares, algunos llegaron a ser transferidos y reimpulsaron las ventas de un mercado local que se encontraba con muchas dificultades a la hora de exportar. En 2021 fueron 144 los juveniles que jugaron gracias a esta norma, y que tuvieron sus buenos minutos en cancha con un total de 61.860 minutos jugados entre todos ellos.

Desde que surgió la norma de los sub 21, el fútbol chileno vendió 5 jugadores directamente al fútbol europeo. Son los casos de Luis Rojas, Tomás Alarcón, Diego Valencia, Víctor Felipe Méndez y Marcelino Núñez, estos últimos 3 se fueron en este mercado de pases, dando un salto de calidad en sus carreras y dejando buen dinero al fútbol local.

En esta ventana de transferencias, Chile vendió al fútbol europeo 3 jóvenes promesas de 22 años, que dejaron unos 8.9 millones de euros. Marcelino Nuñez de Universidad Católica al Norwich City de la Championship -Segunda división inglesa-, a cambio de 3.9 millones de euros.También de la “U” Católica, el delantero Diego Valencia, fue transferido por 2.5 millones de euros al Salernitana de la Serie A. Por último, el mediocampista Víctor Felipe Méndez fue transferido de Unión Española al CSKA Moscú por un monto que también alcanzó los 2.5 millones de euros.


En los últimos años, ya había sido transferido Tomás Alarcón, que dejó O'Higgins y se marchó al Cádiz español por 2 millones de euros. También fue el caso de Luis Rojas que en septiembre de 2020, y con escasos minutos en la primera la “U” de Chile, se fue a Crotone por 1.59 millones de euros.


En las últimas temporadas el fútbol chileno volvió a exportar sus futbolistas con regularidad, sumando 3 transferencias a Europa en una misma ventana y 5 en 2 años, algo que no sucedía desde 2014. La última venta importante al fútbol del viejo continente había sido Guillermo Maripán, que en 2017 dejó la Universidad Católica para vestir los colores del Alavés de España.

Notas relacionadas