Cargando...
Martín Drust, St. Pauli: “Defender nuestras ideas es más importante que ser el club más popular en Instagram”

Entrevista exclusiva

Martín Drust, St. Pauli: “Defender nuestras ideas es más importante que ser el club más popular en Instagram”

Conversamos mano a mano con el director de marketing del St. Pauli, el equipo considerado "el más progresista del mundo".
Lunes 23 de Noviembre de 2020

El St. Pauli es uno de los equipos de fútbol más particularidades del mundo. Si bien en el club pueden practicarse otros deportes, como Handball y Rugby, la institución es conocida por su equipo de fútbol, pero sobre todo por la filosofía que pregona.

Además de lo deportivo, el club y sus hinchas prestan mucha atención a lo que sucede en la actividad social y política de sus fanáticos y del mundo en general. En la tribunas, previo a la pandemia, era común ver a los hinchas con banderas en contra del racismo, el fascismo y el sexismo.

Marketing Registrado conversó en una entrevista exclusiva con Martin Drust, director de marketing del club, acerca de cómo es trabajar en un club tan particular como este y cuál es su relación con la comunidad y las marcas.

“St. Pauli es un club muy especial. Somos muy bien conocidos en Sudamérica y Norte América no por jugar un buen fútbol, sino porque somos un club que está muy involucrado con la política. St. Pauli es un club que comparte valores y para nosotros, justamente los valores, son muy importantes. Estamos en contra del racismo, el fascismo y el sexismo, por ejemplo. Por estas cosas, para algunas personas somos un club especial. Por supuesto que queremos jugar bien al fútbol y ser reconocidos por eso, pero al final St. Pauli es bien reconocido por la posición que toma respecto a estos temas”, comentó Drust.

Además, agregó: “Yo creo que se pueden encontrar diversas opiniones sobre nuestro club. Por supuesto, hay una gran cantidad de hinchas de otros clubes que piensan que hacemos lo correcto y luego hay una gran cantidad que dice que la política no tiene que estar en los estadios y que “el St. Pauli siempre cree que hace las cosas mejor y trata de educar a los demás. Depende mucho de la visión de cada uno. Somos uno de los pocos equipos que podemos ser considerados una marca. No me gusta el término “marca” pero técnicamente es la palabra correcta. Todos en Alemania conocen lo que el St. Pauli representa. Y solo por esto mucha gente tiene una opinión sobre nosotros. Nos aman o nos odian, la mayoría de la gente nos ama, lo que es bueno”.

Drust es consciente de que el club es uno de los más especiales del mundo. Si bien el objetivo deportivo es lograr el ascenso a la Bundesliga, hoy en día el club también prioriza otras cosas, como la ayuda a la comunidad, y respeta los resultados deportivos. “Lo que nos hace ser un equipo “querible” para la gente es que pueden ver que somos humildes y que tratamos de hacer cosas buenas. Algunas veces fallamos y la gente puede trasladar nuestra situación a su propia vida. La vida es como una montaña rusa. Sabemos que a mucha gente que es seguidora del St. Pauli le gusta este detalle del equipo y su similitud con la vida real. Muchos saben que si son hinchas del St. Pauli no pueden esperar a ganar todos los partidos, por ejemplo”.

El club está ubicado en la ciudad de Hamburgo, uno de los puertos más importantes para el comercio de Europa. St. Pauli es una de las zonas más atractivas de la ciudad, debido a su vida nocturna. Allí conviven bares, teatros, discotecas e incluso sex shops. La zona también es conocida por haber tenido a los Beatles tocando en sus bares durante la década del ´60.

“Nuestro estadio es uno de los puntos más importantes de la ciudad y la gente del club pasa mucho tiempo en él. Tenemos varios salones que pueden ser utilizados por la gente de St. Pauli para organizar reuniones comunitarias. Luego, tenemos varias personas que se encargan de trabajar especialmente con el distrito. Conocen a la gente que vive en la zona y con la que tienen que hablar. Hacemos una gran cantidad de trabajo social y, por ejemplo, 2 o 3 veces por semana un micro que tenemos es utilizado para que la gente que vive en la calle pueda bañarse. Hacemos una gran cantidad de estas actividades para ayudar a la comunidad. Normalmente, durante la temporada tenemos el estadio lleno con 34.000 personas, es una hinchada que se hace oír”, explicó Drust.

El club y su relación con las marcas

Uno de los detalles más particulares que tiene el club es su relación con las marcas y patrocinadores. En los últimos días el club fue noticia tras confirmar que comenzará a fabricar sus propias camisetas para volver más sustentable el proceso. El club se trazó ese objetivo y es por eso que a partir de la próxima temporada el equipo vestirá camisetas de la marca DIIY, propiedad del club. Estos diseños estarán disponibles tanto para los jugadores como para los fanáticos e incluso, podrían comenzar a producir para otros equipos.

Pero en cuanto a sus patrocinadores, Drust comentó: “Lo más importante es que las marcas compartan los mismos valores que nosotros. Algunas veces lo logramos y otras veces no. Debido a nuestro posicionamiento como marca dentro del fútbol, somos un equipo atractivo para marcas de “Lifestyle”, como Levi’s, por ejemplo. Y debido a esto, en Alemania tenemos una gran cantidad de marcas que buscan llevar a cabo acciones con nosotros, más que poner su logo en algún lado de nuestra camiseta. Quieren llevar a cabo acciones y ser parte de lo que el FC St Pauli es. Tratamos de trabajar con nuestros socios y sponsors de una manera en la que los hagamos ser útiles mientras nos acompañan. No estamos interesados en patrocinadores a los que solo les interese ganar dinero para ser más ricos. Por supuesto, los tenemos y los necesitamos, pero en un mundo ideal, preferimos patrocinadores que realmente quieran trabajar con nosotros para ir en busca de un mismo objetivo”.

Además, agregó: “Por ejemplo Levi’s, que apoya a la escuela de música que ensaya en nuestro estadio. Hay una tribuna y los días de partido está, en una situación normal, llena de gente y durante la semana, Levi’s brinda clases de música para los chicos de nuestra comunidad que no pueden pagarlas o chicos que no tienen sus propios instrumentos. Entonces, siempre tratamos de buscarle un sentido y un objetivo al trabajo con las marcas. Y a partir de esto, no todas las marcas están interesadas en trabajar con nosotros”.

La “Nueva normalidad” y los objetivos tras el COVID-19

Si bien la situación sanitaria afectó a todas las economías, el club no sufrió graves inconvenientes a partir de haber hecho un buen trabajo en los años anteriores. “Creo que para todas las personas en este mundo el COVID-19 fue una amenaza y para los equipos de fútbol también, especialmente para el tipo de clubes como el que somos nosotros. Somos un club que tiene 35.000 personas en el estadio normalmente y todos sus tickets vendidos, siendo este nuestro principal ingreso y a partir de esta situación ese ingreso dejó de existir. Entonces, por supuesto que esta situación nos afectó. Pero, los últimos 10 años trabajamos de muy buena manera y creamos una base importante”, explicó Drust.

“Podemos sobrevivir a esta situación porque nunca hemos gastado mucho dinero o invertido sumas ridículas en la compra de jugadores, o cosas de ese estilo. Tenemos algo de dinero en los bolsillos y gracias a eso podemos sobrevivir. Si esta situación continúa por los próximos 3 años, creo que tanto nosotros como ningún equipo en Alemania podrá sobrevivir”, agregó.

El club se traza como un objetivo a corto plazo “sobrevivir al COVID-19 y salir de la situación más fuertes siendo el mismo club que somos ahora”. “Queremos mostrarle a la gente en Alemania y el mundo que un fútbol diferente es posible. Que se puede ser exitoso en el juego y en el deporte en general, sin transformarte en un negocio ni vender tu nombre. Este es nuestro objetivo a largo plazo, ser exitosos en el campo de juego pero mantener nuestros valores. También buscamos continuar siendo progresistas. Pero eso no significa que tenemos que ser los primeros en innovar o ser los más populares en TikTok, o algo así. Se trata más de tener buenas ideas  para manejar el club, manteniendo los valores que tenemos, para ganar dinero o el necesario para, por lo menos, seguir siendo un equipo de segunda división. Conservar nuestras ideas es más importante que ser el club más popular en Instagram o TikTok”.

Notas relacionadas