Centro Argentino de Múnich: El crecimiento de un equipo de argentinos que milita en la 12° división del fútbol alemán

Novedades

Centro Argentino de Múnich: El crecimiento de un equipo de argentinos que milita en la 12° división del fútbol alemán

En Marketing Registrado hablamos con Nereo Delgado, uno de los más experienciados del equipo.
Lunes 14 de Marzo de 2022
El fútbol en Argentina es sin dudas el deporte más popular del país. Lo que algunos lo viven como simpatizantes, otros son verdaderos fanáticos y aman el deporte más allá de las fronteras. Cuando por circunstancias mayores, aquellos que deben emigrar a otros países pierden el fútbol con amigos, el estar cerca de su club o incluso juntarse a ver un partido por televisión, el estar en otro país quita todas esas posibilidades. El caso de Centro Argentino de Múnich tiene una particular historia que reúne a muchos argentinos en la misma situación: Lograr mediante el fútbol estar cerca de su país.

“El Centro en realidad existe desde 2001; con la crisis en Argentina muchos se vinieron a vivir a Alemania y lo que arrancó como un centro social de reunión, pasó a tener su lado de fútbol. La diferencia con Argentina es que acá, bien a lo alemán, está todo bien organizado y el sistema de ligas dependen del estado y por lo tanto de la Bundesliga, es por eso que en caso de subir de categorías desde lo amateur, podríamos llegar a la Primera División. Con 300 euros y un equipo podés inscribir un equipo sin problemas, pero el gran problema es no tener donde entrenar.” afirma Nereo, uno de los integrantes del CAM.

Múnich es una ciudad bastante pequeña con respecto a los espacios verdes y la cantidad de equipos de fútbol (sin mencionar el resto de los deportes) que posee. Lo que en otros países termina siendo lo económico como problemática principal, en Alemania el terreno y el tiempo son los factores más escasos. Nereo cuenta que una de las ventajas que tiene el equipo es que sus años en la liga le dan prioridad sobre otros equipos recientemente formados para la obtención de espacios para entrenar y horarios. 

El CAM se encuentra en la C Clase, lo que sería la 12° división de sistema y a pesar de haber logrado un ascenso en su primer año compitiendo, volvieron a bajar y desde aquella fecha que no cambian de categoría, lo que es un dato secundario en un club que tiene el objetivo de poder brindar la oportunidad a argentinos y sudamericanos de poder jugar al fútbol y compartir momentos que les recuerden a su país.

“El nivel es muy bueno, si no tenés un equipo organizado, con entrenamientos semanales y demás, te pasan por arriba, perdés 5-0 o 6-0 todos los partidos.” afirma Nereo. Así de organizado que es el país, la liga también tiene su cuota de profesionalidad y rigurosidad con ciertos temas: “Acá son muy estrictos. Te dan la facilidad para que te anotes pero también esperan de tu parte: Que te presentes, que tengas las cuotas al día, que todos los uniformes sean iguales… Está lleno de multas; Si no tenés el brazalete de capitán, si un jugador no tiene medias del mismo color, si los suplentes no tienen la pechera… No es mucha plata pero se va acumulando.”

Nereo se encontró con el club gracias a su pasión por el fútbol y sus ganas de seguir jugando: “Yo venía de otra ciudad y rápido busqué una tienda para comprar cosas de Argentina como yerba o dulce de leche. Me topé con que los dueños del local estaban hablando en castellano de un partido del fin de semana y les pregunté si tenían un equipo.” 

Cuando llegó se encontró con un equipo que no tenía regularidad, con poca gente, camisetas rotas y antiguas, pelotas desgastadas… “Hablé con el manager y quedamos en que si traíamos 19 jugadores y la plata para poder jugar, podemos anotarnos. Además, el equipo tenía algo extra futbolístico. El pasar los domingos con gente de tu país, quedarse a tomar una cerveza, compartir charlas; que todo eso se pierda por no tener un poco más de organización era una lástima” explicó.

El Centro Argentino de Múnich también tiene hoy en día un equipo de fútbol femenino que surgió de un posteo de Facebook sin esperanzas y se encontraron con un gran grupo de mujeres con ganas de formar parte de un equipo y con el valor agregado de ser de argentinas y sudamericanas: “Esperamos que vengan 3 o 4 y aparecieron como 30 chicas con los botines en la mano, fue algo verdaderamente increíble.”

Nereo finaliza explicando que uno de los valores primordiales es cuidar al grupo y su identidad: “Puede venir Ibrahimovic y ser el mejor del mundo pero si es alguien problemático preferimos decir que no porque el objetivo del equipo es darle contención a la gente, no por querer llegar a ser exitosos vamos a poner en juego la relación del grupo. [...] El gran dilema ahora mismo es como mantener la fina línea entre pasar a ser un poco más competitivos y mantener la esencia del grupo; tenemos una lista de espera de chicos que quieren entrar y el complejo no es lo suficientemente grande. La gente nos envidia la capacidad de crecimiento que tenemos y verdaderamente no tenemos techo.”

Notas relacionadas