El Valencia busca un nuevo comprador para el Mestalla

Novedades

El Valencia busca un nuevo comprador para el Mestalla

El conjunto “Che” necesita recaudar por lo menos 113 millones de euros con la venta de su actual estadio para así poder terminar las obras de su nueva casa.
Martes 31 de Marzo de 2020

El actual estadio del Valencia de España es uno de los más visitados dentro de la liga española de fútbol. Su diseño y ambiente lo han convertido en uno de los más importantes de Europa, no sólo por los partidos internacionales que ha albergado, sino por el espectáculo que se da cada fin de semana que el equipo juega como local.

Pero hay un sueño que desvela a desde hace muchos años a los directivos del club, la construcción de un nuevo estadio, de última generación y con miles de asientos más para los hinchas. Es por eso que en varias oportunidades, el club ha intentado llevar a cabo la venta de su actual estadio para recaudar fondos para continuar con la obra del “Nuevo Mestalla”. Según lo establecido, el nuevo campo de juego del club “Che” debería estar terminado para 2022, pero no todos tienen tantas esperanzas.

Lo cierto es que el club ha decidido volver a poner en el mercado inmobiliario los terrenos sobre los que se levanta el actual Mestalla y de esa manera salvar los 113 millones de euros en ingresos con los que ya contaba.

La decisión se tomó luego de que el club le quitara la exclusividad a la cooperativa ADU Mediterráneo, con la cual habían firmado un convenio en abril de 2019. Ambas partes convinieron que  no estaban dadas las circunstancias para la formalización de la operación ya acordada.

Ahora el Valencia abrirá un nuevo periodo de recepción de ofertas, ya que no existe periodo de exclusividad para la inmobiliaria. ADU, empresa interesada en quedarse con las tierras del Mestalla continuará buscando “las garantías financieras para su proyecto”.

Según los valores establecidos anteriormente, el valor neto de los terrenos del actual estadio y los pabellones es de 90.4 millones de euros, a los que se suman unos 20.6 millones de la estructura en sí del estadio, que se tirarían abajo.

Con la crisis económica actual de España, a la que se le suma todo lo que tiene que ver con la actividad parada por la pandemia del coronavirus, el club se plantea si algún interesado podrá igualar las cifras que se manejaban hace un año.

El sueño de Peter Lim, el empresario e inversor singapurense que es máximo accionista del Valencia, es poder juntar los fondos necesarios para financiar la construcción de la nueva casa del equipo.

Notas relacionadas