x
Patrocinios en LaLiga: ¿Los Fan Tokens llegan como reemplazos de las casas de apuestas?

Patrocinios en LaLiga: ¿Los Fan Tokens llegan como reemplazos de las casas de apuestas?

Novedades

A fines de 2020 el gobierno español prohibió a las casas de apuestas como sponsors de los equipos.  
Martes 28 de Diciembre de 2021
LaLiga de España es conocida como una de las competiciones más complicadas en lo que respecta a patrocinadores. Luego el comienzo de la temporada 2021/22, 6 equipos salieron a la cancha durante varias semanas sin sponsor principal en sus camisetas, muchos en consecuencia al veto por parte del gobierno hacia las casas de apuestas como patrocinadores de los equipos del fútbol español.



La incursión de páginas como Sorare, Socios.com y Dapper al fútbol español fue inmediata: 34 acuerdos de patrocinio en el ámbito del fútbol contra los 2 de la temporada 20/21. El boom de las criptomonedas, el blockchain y los NFTs hizo que estos nuevos sitios sean la alternativa más viable para contrarrestar la decisión del gobierno. La incoherencia que se presenta en este caso es que estas últimas tienen, salvando las distancias, la misma finalidad que aquellas prohibidas; invertir dinero para lograr un rédito, con un proceso distinto de por medio.

No queremos que el juego dañe la salúd pública” fue la frase que acompañó la normativa impuesta por el gobierno español allá por noviembre de 2020 que trajo, según la prensa española, una pérdida de 90 millones de euros y solo había 1 caso entre los 42 clubes profesionales del fútbol español en el que no existía ningún tipo de vinculación con casas de apuestas: la Real Sociedad. Hoy son 4 los equipos que cuentan con su propio Fan Token: Atlético Madrid, Barcelona, Levante y Valencia.



El caso de los “Ches” es el más evidente: El equipo debió ir en busca de un patrocinador para reemplazar a Bwin, la casa de apuestas que también fue sponsor de Real Madrid, y a falta de pocas semanas para comenzar la nueva temporada, firmó con Socios.com por un monto menor al 50% que el acordado con el anterior patrocinador.

Los clubes encontraron su solución en un mercado que aún deja dudas en el conocimiento popular pero que sí cuenta con un gran capital económico que pone en riesgo la legitimidad de la prohibición del gobierno.

Notas relacionadas