Cargando...
Los estadios más raros del mundo

Novedades

Los estadios más raros del mundo

Conocemos la historia de 4 de los estadios más raros del mundo y los detalles que los vuelven únicos.
Domingo 24 de Mayo de 2020
Hay estadios de todo tipo: modernos, clásicos, lujosos y sencillos. Lo importante es que en ellos se practique algún deporte, como el fútbol, por ejemplo. En este caso analizaremos 4 de los estadios más raros del mundo.

Comenzaremos con el estadio Municipal de Braga, localizado justamente en aquella ciudad portuguesa. Tiene una capacidad para 30.286 personas y fue inaugurado el 30 de diciembre de 2003. Fue una de las sedes elegidas para albergar partidos de la Eurocopa 2004 en la que la Selección griega se coronó campeona.

El estadio fue construido en el medio de una cantera, por lo tanto, las tribunas se ubican únicamente en los laterales del campo de juego. Detrás de uno de los arcos se encuentra una pared de roca de la cantera, mientras que detrás del otro arco, hay un espacio abierto con una vista hacia la ciudad.

Cada tribuna está techada y ambas están unidas a través de cables de acero. Debajo del campo de juego hay una plaza interna de 5.000 metros cuadrados por donde los hinchas pueden ir de una tribuna a la otra e incluso pueden celebrarse eventos privados, como ferias de tecnología.

Eduardo Souto de Moura, el arquitecto que le dio vida a este estadio, ganó un premio Pritzker de arquitectura en 2011 por este diseño. Tuvo un valor de construcción de 83.1 millones de euros.





El estadio Janguito Malucelli se ha vuelto especial no por su gran capacidad, sino por su compromiso con el medio ambiente. Se trata del primer Eco-estadio y fue construido en 2007 en la ciudad brasileña de Curitiba.

Sus tribunas están acomodadas sobre una lomada, la madera que se utilizó para las barandas y la cartelería proviene de la reforestación y el acero también fue reciclado. Algo que lo vuelve especial es que no se utilizó cemento para su construcción. Tiene capacidad para 3.150 espectadores y fue inaugurado el 7 de julio de 2007.





En Sudáfrica puede encontrarse uno de los estadios más curiosos a partir de su arquitectura. El estadio Mmabatho fue inaugurado en 1981. No está muy claro quiénes fueron los padres de esta criatura. Algunos indican que fue construido por ingenieros soviéticos mientras que otros aseguran que fue levantado por ingenieros israeslíes.

Tiene una capacidad para 59.000 personas, pero la curiosidad más grande se da por las planchas superpuestas de las tribunas, que vuelven se vuelven incómodas para los fanáticos que asistan a ver un partido allí. Está ubicado en una de las zonas más pobres de Sudáfrica y hoy en día está abandonado.





Por último, hablaremos del estadio más fotografiado del mundo y no nos referimos al Santiago Bernabéu o el Camp Nou. Hacemos referencia al estadio de Henningsvaer, que queda ubicado en un pueblo noruego de 500 habitantes.

Esta cancha está enclavada en un islote rocoso en un pueblo que se dedica a la pesca. En los últimos años se convirtió en una postal que se replica por todos lados.

Alrededor del campo de juego solo hay un poco de asfalto y de inmediato comienzan las piedras. No hay tribunas, sino estructuras de madera donde se seca la producción local de Bacalao. Durante el año, no se juega fútbol profesional allí, sino partidos amateurs.

A partir de la fama que tomó la fotografía de esta cancha, ahora el pueblo de Lofoten no solo produce el mejor bacalao del mundo, sino que también se ha vuelto un lugar de visita para los fanáticos del fútbol que desean conocer esta particular cancha.


Notas relacionadas