x
Review: Mario Strikers: Battle League - Un gran juego y poco contenido

Review: Mario Strikers: Battle League - Un gran juego y poco contenido

Review

Viernes 24 de Junio de 2022

En medio de todo el ruido generado por la separación entre la FIFA y Electronic Arts para la próxima generación de juegos de fútbol, llega una sorpresa para los fanáticos del deporte que están cansados de que todo sea una simulación de la realidad.

Mario Strikers: Battle League es la tercera entrega en la saga de juegos de fútbol que pone al icónico héroe del Reino de los Hongos, Mario, contra otras estrellas del universo de Nintendo en entretenidos partidos 4v4, todo esto en tus manos y de forma portátil por primera vez.

Battle League llega después de una ausencia de 15 años y está desarrollado por Next Level Games, el mismo estudio que ha creado las anteriores entregas y se nota. Desde el primer momento cuando el juego nos pregunte por hacer el tutorial, y recomiendo hacerlo, notaremos la fluidez de los controles y los personajes en la cancha.

Tras 15 años, podemos decir que la experiencia de juego ha quedado no sólo intacta, sino que ha mejorado de forma amplia. La inteligencia artificial de los compañeros es más precisa, en particular la de los arqueros, interpretados por Boom Boom, mientras que la dificultad general del juego ha aumentado también. A esto se le suman nuevas mecánicas de juego para esquivar, marcar e incluso hacer pases. Con un mayor énfasis en la precisión y el tiempo al apretar cada botón.

Una mecánica nueva que se suma y es la estrella de la experiencia es la de los Hyper Tiros. Estos funcionan de forma similar a los Smash del Super Smash Bros, donde hay que conseguir un ítem que aparece de forma aleatoria en la cancha primero y luego, durante el tiempo disponible hacer el tiro cargado. No es sencillo, pero anotar un gol cuenta doble en estos casos y puede dar vuelta una partida.

Otra de las novedades es la posibilidad de personalizar a cada jugador. En el pasado, los personajes representaban a un capitán de equipo mientras que el resto del plantel era llenado por personajes secundarios, cómo Shy Guys y Honguitos. La posibilidad de personalizar a cada uno de los 10 jugadores abre las puertas a armar un equipo más pensado, con enfoques en la defensa, juego en equipo o incluso el ataque. Todo esto con diferencias estéticas visibles.

Lamentablemente donde más inconvenientes vamos a encontrar en esta experiencia de Día 1 en el Mario Strikers: Battle League es la falta de una experiencia Single Player completa. Con tan solo 2 modos de juego disponibles, no hay mucho para hacer salvo entrenar para cuando Strikers Club, el modo que viene a simular un Ultimate Team, comience su temporada.

Esta nueva entrega de Mario Strikers ha abandonado mucho del contenido y la experiencia para un jugador de sus antecesores y eso se siente. Si bien jugar un partido es algo único, las opciones de juego son pocas y con tan solo 10 jugadores y 5 estadios, el contenido durará poco.

Por qué ha decidido Nintendo salir una semana antes de que arranque la temporada con un juego que no tiene casi opciones para jugar por cuenta propia, quedará sin respuesta de seguro.

Mario Strikers: Battle League es el mejor juego de la saga a nivel juego, y de seguro Strikers Club será una gran experiencia cuando comience. Mientras tanto, lo que tenemos disponible es quizás lo mínimo indispensable que se le puede pedir a un título y si bien darse bombazos y patadas sea en extremo divertido, la poca variedad de opciones opaca lo que podría ser una experiencia sublime.

¿Quién sabe? Quizás esta semana, cuando nuestros equipos personalizados salgan a la cancha, todo cambie, pero al día de hoy, Mario Strikers es un juego que recomendaría a aquellos que ya sean fanáticos de la saga.

Notas relacionadas