Cargando...
Un hermano que partió lejos

Novedades

Un hermano que partió lejos

Miércoles 26 de Agosto de 2020
Nada es para siempre. Una máxima que en el ámbito deportivo conserva sus mejores ejemplos. Casos hay varios. Hoy, metidos de lleno en el contexto de los playoffs de la FedExCup, repasaremos a un viejo amigo que hoy ya no está entre nosotros. Porque el formato de los torneos a muerte súbita, no siempre fue el mismo.

La historia marca que el nacimiento de la FedEx en 2007 trajo consigo un total de cuatro torneos en su haber, a diferencia de los actuales tres que hay en disputa por el premio de 15 millones de dólares. Por un total de 11 años, el entrañable Deustche Bank Championship consolidó una estructura a largo plazo. Como segundo torneo de los playoffs (luego de The Northern Trust) supo disputar todos sus tiros en el TPC Boston, el hogar actual del torneo que la semana pasada fue arrasado por Dustin Johnson.

Más adelante en el tiempo, la reciente y extraordinaria reforma del PGA Tour para la FedExCup en la temporada 2018-2019 marcaría el fin de la disputa. Una reforma que también trajo consigo el fin de la temporada regular a finales del mes de agosto, un mes antes de lo que venía ocurriendo. Entre otras razones, para evitar que la celebración de los playoffs compita estrechamente con el comienzo de temporada de la NFL en los primeros días de septiembre, que domina el interés deportivo y los índices de audiencia de la televisión en los Estados Unidos hasta el mítico Super Bowl en febrero.

En este torneo entraba los 100 mejores jugadores de la race, haciendo un corte de 25 jugadores luego de la disputa del primer evento. Luego de establecer un campeón el día domingo, se realizaba un nuevo corte de 30 golfistas para definir a los 70 que disputaban el BMW Championship, torneo que empezará este jueves. Diversificación es la palabra que define a su lista de ganadores: apenas Rory McIlroy pudo coronarse dos veces, en 2012 y 2016. Y de yapa, es uno de los dos torneos bajo el formato de playoff  en el que Tiger Woods no saboreó la victoria, junto con The Northern Trust. 

El hermano que partió lejos fue sponsoreado 14 años por el Deustche Bank, 18 si contamos cuando el torneó empezó fuera del formato de muerte súbita. Desde su inicio, generó más de 20 millones de dólares para la caridad, en colaboración con la Tiger Woods Foundation, host y principal beneficiaria del ex-evento. Luego, tras experimentar algunos problemas financieros, el banco teutón dejó vacante un lugar que fue ocupado por la empresa americana de tecnología Dell, pasando el torneo a denominarse Dell Technologies Championship. Justin Thomas y Bryson DeChambeau serían los últimos campeones de este evento, en 2017 y 2018 respectivamente.

Una movida empresarial casi perfecta, ya que el anuncio se produjo luego que la EMC Corporation, empresa de informática y redes y sponsor local del evento de Boston, fuese absorbida por Dell (ahora Dell EMC, parte de Dell Technologies), presentándose como el nuevo patrocinador titular del torneo. A su vez, esta reestructuración hizo la Fundación de Tiger ceda sus tareas operativas del evento, haciéndose cargo actualmente del Génesis Invitational de Los Ángeles, en el tradicional Riviera Country Club.

"Este torneo ha sido durante mucho tiempo un evento excepcional, y genera un impacto positivo en las organizaciones benéficas, las comunidades y la economía de Nueva Inglaterra", decía Bill Scannell, Presidente de Ventas y Operaciones de Clientes de Dell EMC. "Dell Technologies está muy satisfecho de construir sobre el legado de EMC como piedra angular del evento, que se ha convertido en una tradición del Día del Trabajador para muchas familias, así como para nuestros clientes y socios".
 
Foto: Lalate News

Acerca del autor

Federico Pont Lezica

Federico Pont Lezica

Notas relacionadas