x
Prueba negativa, distancia entre hinchas y tapaboca obligatorio; el estricto protocolo de la UEFA para la Supercopa

Prueba negativa, distancia entre hinchas y tapaboca obligatorio; el estricto protocolo de la UEFA para la Supercopa

Novedades

El partido servirá de prueba para ver cuándo y cómo podrán volver los hinchas a los estadios en Europa.
Martes 8 de Septiembre de 2020
Finalmente la UEFA decidió que la Supercopa de Europa entre Bayern Múnich y Sevilla se juegue con público. Este partido será considerado una prueba piloto para la entidad europea de fútbol en cuanto a cuándo y cómo podrán volver los hinchas a los estadios.

El partido se disputará el 24 de septiembre en la ciudad de Budapest, Hungría y los organizadores decidieron que cada equipo recibirá 3.000 entradas para los hinchas de su equipo. De esta manera, el Arena Puskas, que tiene capacidad para más de 67 mil espectadores, tendrá ocupado solo un 10% de su totalidad.

El precio de las entradas irá desde los 30 euros en la categoría 3 hasta los 120 euros para la categoría 1. Además, la UEFA invitará a 500 trabajadores de salud húngaros a asistir al partido, como reconocimiento al trabajo que han brindado desde que comenzó la pandemia del COVID-19.

Lo interesante en este caso son los requisitos que tendrá cada hincha para asistir al partido. Quienes tengan su ticket y quieran concurrir al partido deberán someterse a un chequeo médico y haber dado negativo en la prueba de PCR antes de ingresar a Hungría. Además, deberán permanecer solo 72 horas en el país. Esto quiere decir que verán el partido y se volverán.

Dentro del estadio cada hincha deberá estar ubicado a una distancia de 1,5 metros con respecto a otros espectadores. Durante todo el tiempo que estén dentro del estadio y el perímetro deberán usar tapaboca; lavar y desinfectar sus manos cuando sea posible y someterse a un control de temperatura corporal en la entrada al estadio. Según anunció la UEFA, si un espectador tiene una temperatura de 37.8 grados o más no podrán ingresar al estadio.

Además, cada espectador tendrá que respetar el asiento que le haya sido otorgado, que asegura la distancia de protección. La UEFA se encargará de expresarle a cada hincha cuáles son los síntomas que no debe tener para poder asistir al partido. En caso de que los espectadores hayan dado positivo (contando 14 días previos) o hayan tenido contacto con alguien con COVID la UEFA le devolverá el valor de la entrada.

Notas relacionadas