La historia de Federica Silva: Pasó de San Lorenzo a jugar a la liga de Islandia

Novedades

La historia de Federica Silva: Pasó de San Lorenzo a jugar a la liga de Islandia

El gran desafío que asumió la uruguaya, clima helado, días de 24 horas de sol y la ilusión de ver una aurora boreal.
Miércoles 5 de Mayo de 2021

Federica Silva es una futbolista uruguaya que jugaba para San Lorenzo hasta hace 2 meses atrás. Ahora tomó un nuevo desafío, ir a jugar a Islandia al UMF Sindri de la Segunda División y se habita en Höfn, un pueblito del sudeste del país en el que viven menos de 3 mil personas. Fue allí para jugar al fútbol y para conocer nuevas experiencias.

Sus comienzos en el deporte fueron en Montevideo, su ciudad natal. Al principio jugaba con varones hasta que decidió ir a un club donde sólo fueran chicas. Así, comenzó su formación en Tricolor Fútbol Club, un conjunto que se desempeñaba en la canchita de Rayo Rojo, que queda frente al mítico estadio Centenario. “Tener el apoyo familiar fue un plus. Mi mamá siempre me permitió todo y eso me facilitó las cosas, incluso cuando mi abuela no quería que me llevara a probarme a un club. Vivimos en una sociedad bastante prejuiciosa y a veces eso hace que nos limitemos a nosotros mismos”, agregó en la charla vía zoom con Infobae.

También hizo las juveniles en Colón Fútbol Club hasta que debutó en la primera de Fénix. En 2010 pasó a Nacional, para este momento ya había pasado por la Sub17 y Sub 19 de su país. En 2017 jugando para Rio Negro City enfrentó a San Lorenzo, donde allí jugaba una compañera suya que la convenció de que se traspase al club de Boedo.

En el Ciclón jugó en cancha de 11 y futsal hasta que le llegó una oferta que no pudo resistir, irse a Europa y contó: “Yo estaba muy bien en San Lorenzo, pero llega un momento en el que esa zona de confort no te permite avanzar o no te permite ver hacia dónde querés ir. Además, estaba buscando explorar el mercado europeo. Era un destino inusual y lo dudé mucho, pensaba si estaba haciendo bien o no, pero decidí arriesgar para conocer otra cultura y el fútbol femenino en otro lugar del mundo”.

Hay que aclarar que las temporadas en Islandia se juegan sólo en meses cálidos porque se hace imposible jugar y llegar a los centros de entrenamiento con la nieve y las bajas temperaturas. La jugadora tiene contrato con San Lorenzo hasta 2022, entonces se encuentra en préstamo allí pero quiere disfrutar todo al máximo y expresó que todavía no pudo ver ninguna aurora boreal pero que es uno de sus sueños.

Federica Silva expresó: “Una de las razones por la que me arriesgué a venir fue por la idea de parar la pelota y pensar qué era lo que quería para mí en el futuro. Acá tengo el tiempo y la tranquilidad para eso”.  Y para concluir dijo: Nunca me hubiese imaginado venir a Islandia: hay mucha gente a la que le atrae mucho este destino, pero a mí no me había llamado la atención. Nunca lo había pensado, pero ya le encontré su magia. Hay gente que me escribe y me dice ‘Qué fantástico, qué impresionante’ y yo nunca me hubiera imaginado tener esta experiencia. Estoy disfrutando de eso”.
 

Notas relacionadas