Tokio 2020: Los Juegos Olímpicos más caros de la historia y los de mayor cobertura mediática

Tokio 2020

Tokio 2020: Los Juegos Olímpicos más caros de la historia y los de mayor cobertura mediática

Conocé cuál fue el gasto total por la organización de los Juegos y cuántos espectadores tuvo el evento a través de la televisión y las distintas plataformas.
Martes 28 de Diciembre de 2021
El 2021 fue sin lugar a duda el año en el que los Juegos Olímpicos fueron los protagonistas. Tras el aplazo por la pandemia del COVID-19, finalmente el evento olímpico se pudo llevar a cabo este año, eso sí, con importantes diferencias con respecto a las pasadas ediciones.

La ausencia del público en los estadios fue algo muy triste, tanto para los deportistas como también los fanáticos de los Juegos Olímpicos. Fue entonces un evento que se vivió sí o sí desde las pantallas. Es más, se trata de la edición de los Juegos Olímpicos que tuvo mayor repercusión mediática en la historia.

En total, según dio a conocer el Comité Olímpico Internacional, un total de 3.050 millones de espectadores se sentaron frente a sus televisores y plataformas digitales para seguir las competencias de sus deportistas favoritos.

Pero también estos fueron uno de los Juegos Olímpicos más caros de la historia. El haber aplazado Tokio 2020 un año le creó un coste de 2.800 millones de euros extra a la organización. Estos costos fueron repartidos entre el Comité Organizador, el gobierno de Tokio y el gobierno japonés.

En los últimos años los Juegos Olímpicos han tenido una importante revalorización de sus derechos audiovisuales, llegando a alcanzar una cifra de 6.000 millones de euros para la última edición. Este importante crecimiento en la revalorización de los derechos audiovisuales llegó a representar un 73% del negocio olímpico.

La cobertura de los medios de comunicación creció incluso con respecto a Río 2016 un 33%, mientras que la producción digital, un 34%.

Tokio gastó en total 15.840 millones de dólares para albergar los Juegos Olímpicos, por lo que superó a los de Londres 2012, que habían sido los más caros hasta la fecha, con un gasto de 14.950 millones de dólares. Cuando Tokio fue elegida sede, se preveía que el costo final sería de 7.300 millones de dólares, terminó siendo de un poco más del doble.

Fuente: Palco 23

Notas relacionadas