Béla Guttmann: La maldición que ¿rompió el Benfica?

Novedades

Béla Guttmann: La maldición que ¿rompió el Benfica?

El maleficio se remonta a la década del 60.
Miércoles 27 de Abril de 2022
El Benfica en los comienzos de la década 60 era el mejor equipo de Europa y se había coronado campeón de la Copa de Europa en 1961 y 1962, venciendo al Real Madrid y al Barcelona, respectivamente. El director técnico y cerebro del conjunto portugues en aquel entonces era el astro-húngaro Béla Guttmann, que había llegado en el 1959 y tras dos históricas temporadas creía merecer un aumento de sueldo.



Sin embargo, su presidente, enojado con la propuesta del entrenador, no le concedió la suba del salario y decidió echarlo. Guttman, furioso por la decisión de la directiva, al hablar con la prensa, disparó: “Estoy vacío. Sin mí, el Benfica no ganará un título europeo en 100 años”.

Y lo que parecía ser una declaración más, se transformó año a año en una maldición: en 1963 el Benfica perdió la final de la Orejona ante el Milan, luego volvió a caer instancia final frente al Inter en el 1965, y se volvió a repetir la historia ante el Manchester United en el 1968.



En 1981, tras la muerte del astro-húngaro se pensaba que el maleficio iba a desaparecer, pero otras 3 finales de Champions iba a perder: vs Anderlecht (1983), vs PSV Eindhoven (1988) y vs Milan (1990). En 2013 y 2014 tampoco pudo quedarse con la Europa League. No obstante, lo que verdaderamente llamó la atención, fue cuando esta maldición se trasladó a las categorías juveniles: en 2014, 2017 y en 2020 perdieron las finales de la UEFA Youth League.

Pero para alegría de sus hinchas, pareciera haberse roto el karma: por la la Champions Sub 19, el Benfica venció 6-0 al Salzburgo en la final y se quedó con su primera copa internacional después de 60 años de maleficio.

Notas relacionadas