Cargando...
Mafia y apuestas, el oscuro origen del Juego de las Estrellas de la NBA

NBA

Mafia y apuestas, el oscuro origen del Juego de las Estrellas de la NBA

Tras desbaratar una red de arreglo de partidos, las autoridades de la NBA buscaron una forma de devolverle al torneo el público que se había desenamorado del deporte. Hoy se trata de una tradición.
Viernes 14 de Febrero de 2020

El Juego de las Estrellas de la NBA es uno de los eventos deportivos más esperados por los fanáticos del básquet. La posibilidad de ver en una misma cancha a los mejores jugadores del torneo, vuelve a un partido insignificante en cuanto a que no reparte puntos, en uno de los más emocionantes del año.

Pero hubo un tiempo en el que el básquet había perdido popularidad y la gente no se acercaba a los estadios a verlo. Luego de que se destapara una importante red de partidos arreglados en el básquet universitario, un ejecutivo tuvo la idea de crear este partido, que luego de muchos años ya es una tradición.

Todo comenzó durante la temporada 1950/51 cuando el básquet universitario de Estados Unidos tenía un equipo que era sensanción. El City College de Nueva York había ganado los dos torneos más prestigiosos del momento. Ninguna universidad lo había logrado hasta ese año.

El equipo hacía de local en el mítico Madison Square Garden, la casa actual de los Knicks. Por el otro lado, el Manhattan College, otra de las instituciones educativas de la zona, tenían a Junius Kellogg como estandarte a partir de ser el primer jugador negro becado. Un día, Henry Poppe, uno de los capitanes de su equipo intentó sobornarlo para arreglar un partido.

Ante esta situación, Kellogg que podía perder la beca si cometía alguna infracción o bajaba su rendimiento deportivo, decidió recurrir al entrenador de su equipo para contarle lo que había sucedido.

Tras hablar con el rector de su universidad, ambos realizaron la denuncia penal. Dentro de una comisaría decidieron que esta sería la oportunidad ideal para desbaratar una posible red de partidos arreglados.

Por eso, con la venia de su entrenador, su rector y el fiscal, decidieron ponerle a Kellogg un micrófono y hacerle aceptar el ofrecimiento de su compañero de equipo. Tras el partido, en donde finalmente Manhattan perdió y Poppe fue detenido por la policía.

A partir de allí, Poppe no tardó mucho en colaborar con la policía y dar varios nombres, con los que incluso se llegó hasta altos cargos de la NBA. Entre ellos fue suspendido por colaborar en el arreglo de partidos el árbitro Sol Levy. Además, fueron arrestados tres corredores de apuestas con antecedentes penales. Todos bajo los cargos de soborno y conspiración.

Recuerdan que mencionamos al famoso City College de Nueva York, tres jugadores de aquel partido también fueron arrestados por sobornos y arreglo de partidos. Al involucrárselo al equipo sensación, al que llenaba estadios, el escándalo estalló en todo Estados Unidos.

En total, 32 jugadores de siete universidades confesaron haber arreglado un total de 86 partidos entre 1947 y 1950.

Este escándalo repercutió fuertemente en la ocupación de los estadios de NBA. Los hinchas dejaron de asistir a los partidos descreídos de que iban a ver un espectáculo verdadero. Justo en ese momento, la NBA incorporaba a Haskell Cohen como nuevo director de Relaciones Públicas, que tendría la importante tarea de devolverle a la competencia mucho de lo que los escándalos le habían sacado.

Cohen, en una reunión con el dueño de los Boston Celtics tuvo la idea de copiar algo que el béisbol ya llevaba mucho tiempo haciendo, realizar un Juego de las Estrellas. La idea original era realizar este partido por única vez, pero tal fue el éxito que tuvo en cuanto a venta de entradas que las autoridades decidieron continuar celebrándolo durante los siguientes años.

En su primera edición, allá por el año 1951, 10 mil personas llenaron las tribunas del estadio de los Boston Celtics para ver la victoria a favor del equipo del Este por sobre el Oeste por 111 a 94. Hoy en día, el Juego de las Estrellas es una de las tradiciones más importantes del deporte de Estados Unidos.

Fuente: Diario Clarín

Notas relacionadas