10 deportistas que luego se convirtieron en actores

Novedades

10 deportistas que luego se convirtieron en actores

Repasamos la importante relación que ha existido entre el deporte y el cine con el correr de los años.
Lunes 8 de Junio de 2020

El deporte y el cine se han relacionado a lo largo de la historia en muchas oportunidades. Muchos atletas, que se dieron a conocer gracias a importantes actuaciones deportivas, luego pasaron a ocupar un lugar en la pantalla grande.

El caso más conocido es el de Johnny Weissmuller, quien se destacó en la natación representando a Estados Unidos y luego pasó a ser conocido por interpretar a “Tarzán”. En su faceta de deportista ganó 6 medallas olímpicas entre los Juegos Olímpicos de París 1924 y Ámsterdam 1928. Tras un paso por el modelaje incursionó en la actuación, se convirtió en “Tarzán” y llegó a grabar 12 películas.

Herman Brix logró la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de 1932 y luego fue escogido para interpretar al “Tarzán” que terminó siendo de Weissmuller. Una lesión no le permitió participar de aquella película, pero luego tendría revancha. Su momento más importante en el cine ocurrió cuando colaboró en dos películas de Humphrey Bogart: “La senda tenebrosa” y “El tesoro de Sierra Madre” Su nombre artístico era Bruce Bennett.

Bob Anderson es conocido como “el esgrimista que fue Darth Vader”. Luego de haber participado en la Segunda Guerra Mundial, Anderson se dedicó al esgrima al más alto nivel y representó a Gran Bretaña en los JJOO de Helsinki. Luego, el cine le pidió a ayuda para entrenar a los actores en el manejo del florete. Su papel más importante fue en la película original de Star Wars, donde interpretó a Darth Vader en los combates. Luego participó en películas de James Bond y El Señor de los anillos.

Carlo Pedersoli fue un nadador italiano campeón de 100 metros metros en varias oportunidades. Sus buenas actuaciones le permitieron clasificar a 2 Juegos Olímpicos representando a Italia, aunque no logró ni siquiera participar de una final. Pasadas sus actuaciones olímpicas se metió de lleno en el cine donde adoptó el nombre de Bud Spencer y se convirtió en un ícono de los “Spaguetti Western” junto al actor Terence Hill.

Bruce Jenner ganó una medalla de oro en el decatlón de los Juegos Olímpicos de Montreal 1976. Tras esta conquista se pasó a la pantalla grande donde su primera película fue “Can´t stop the music”. En 1992 se casó con Kris Kardashian, con la que apareció muchas veces en la televisión gracias a un Reality Show del que participó. En 2015 cambió su sexo y se pasó a llamar Caitlyn Jenner.

Mary Lou Retton tenía 16 años cuando en Los Ángeles 1984 ganó 5 medallas. Tras una existosa y corta trayectoria en el deporte, pasó a la actuación. Entre 1985 y 2018 apareció en 9 series de televisión.

Shaquille O’Neal, además de tener una exitosa carrera como jugador de la NBA y la Selección de básquet de Estados Unidos, también supo hacerse un nombre en la música y el cine. Tras ganar 4 anillos de la NBA y una medalla de Oro en Atlanta 1996, participó de hasta 18 películas y series de televisión, entre ellas “Scary Movie 4”.

Michael Jordan, ganador de 6 anillos de la NBA con los Chicago Bulls y dos medallas de Oro en los Juegos Olímpicos de 1984 y 1996, fue el protagonista de “Space Jam”. La película producida por Warner Bros fue un éxito gracias a mezclar actores humanos con personajes de dibujos animados. Luego grabó otra película titulada “Michael Jordan to the Max”. Es uno de los protagonistas de la serie documental “The Last Dance”, que cuenta la historia del último título de los Chicago Bulls.

Ronda Rousey participó como judoca en Atenas 2004 y Beijing 2008 representando a Estados Unidos. Después tuvo un paso por las artes marciales mixtas y llegó a competir en la UFC y la WWE. Esto la llevó a ocupar un lugar en películas de acción como “Rápido y Furioso 7” y también a ser protagonista de videojuegos.

Hillary Wolf hizo el camino inverso a Ronda Rousey. Primero se dedicó a la actuación y luego a su carrera deportiva. Su papel más importante en el cine fue al participar de “Mi pobre angelito”. En total participó de 10 películas y series  de televisión. Pero una vez alejada de la actuación pasó a interesarse en el judo. Wolf logró ser campeona en el Mundial Junior de 1994 y luego participó, sin pena ni gloria, en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y Sidney 2000.

Fuente: AS

Notas relacionadas