El US Open podría cambiar de sede después de 42 años

Novedades

El US Open podría cambiar de sede después de 42 años

Las autoridades tienen 2 ciudades alternativas en las que se podría jugar para no suspenderlo.
Viernes 15 de Mayo de 2020

El Abierto de Estados Unidos, el cuarto y último Grand Slam de la temporada, es uno de los pocos torneos de tenis que siguen en la agenda del 2020, pero podría sufrir un cambio de sede producto de la pandemia del coronavirus.

Las autoridades están analizando trasladarlo de su tradicional escenario, Flushing Meadows, a otras ciudades de Estados Unidos. Las que corren en ventaja son Orlando (Florida) y Palm Strings (California). La última es la actual sede de Indian Wells, para muchos el quinto certamen en importancia.

Desde su primera edición en 1881 hasta la última en 2019, el torneo se jugó en 3 superficies distintas. En sus inicios se disputó sobre hierba en Newport hasta 1915, momento en el que se decidió el traslado al West Side Tennis Club, en Forest Hills (Nueva York). Entre 1921 y 1923 el torneo se jugó en Philadelphia, aunque en 1924 se volvió a Forest Hills. El campeonato se siguió jugando de forma ininterrumpida en esas pistas hasta 1978, momento en el que se trasladó a Flushing Meadow. Las canchas no siempre fueron de superficie dura. Hasta 1974 se jugó sobre hierba, entre 1975 y 1978 en tierra batida y finalmente en 1979 se puso el cemento.

De los 4 Grand Slams, este año sólo llegó a disputarse el Abierto de Australia. Roland Garros fue postergado para setiembre y Wimbledon fue directamente cancelado. Por el momento, está previsto que el US Open se lleve a cabo a partir del 24 de agosto al 31 de septiembre y con presencia de público.

Pero lo cierto es que no hay nada concreto. El tenis, al igual que el resto de las competencias deportivas, está sujeto a la pandemia del coronavirus. Como si fuera poco, el país norteamericano es uno de los más afectados por el COVID-19, por lo que no es descabellado imaginar una futura cancelación.

Notas relacionadas