x
La burbuja de Nueva York; la nueva normalidad para la vuelta del circuito profesional de tenis

La burbuja de Nueva York; la nueva normalidad para la vuelta del circuito profesional de tenis

Novedades

USTA diseño un protocolo muy particular para que los tenistas que lleguen a Estados Unidos lo hagan bajo las recomendaciones médicas.
Lunes 27 de Julio de 2020
El US Open de Tenis busca llevar a cabo el torneo de la mejor manera posible. Para eso es que ha establecido un protocolo sanitario muy estricto, pero también con algunos puntos muy curiosos.

Pese a que la semana pasada fue cancelado el torneo de Washington, Nueva York sí recibirá a los tenistas más importantes del mundo en lo que será la vuelta del circuito profesional. La USTA tiene previsto que se lleven a cabo los torneos de Cincinnati y el US Open en la “Gran Manzana”, ambos en el predio de Flushing Meadows.

Es por eso que la organización debió presentar un protocolo sanitario para que los tenistas cumplan al pie de la letra. En primer término, cada uno recibió una carta de invitación para entrar al país, que los exime de realizar cuarentenas y los obliga a realizarse un test PCR de coronavirus al llegar al hotel.

Todas las medidas sanitarias comenzarán a llevarse a cabo el 15 de agosto, mientras que los cuadros masculino y femenino del torneo de Cincinnati comenzará el 20 de agosto. La organización de USTA no perdió la posibilidad también de comentar que el estado de Nueva York es uno de los más seguros de Estados Unidos ya que en la actualidad sólo tiene un uno por ciento de contagios por COVID-19.

Además, también se les aseguró a los tenistas y sus equipos, la entrada a Europa sin cuarentena para poder disputar el Mutua Madrid Open, Roma y Roland Garros. Los tenistas serán obligados a presentar en la entrada a los países un certificado en el que probarán que dejaron Estados Unidos sin presentar síntomas.

Una vez que los tenistas lleguen a Nueva York, deberán permanecer encerrados hasta haber dado negativos en los controles PCR a su llegada a la ciudad. Recién a partir de eso podrán comenzar a entrenar. 48 horas después se les realizará un segundo control para confirmar si están aptos para participar de los torneos.

Los tenistas que no tengan anticuerpos, deberán realizar este estudio cada 4 días. Para los que sí tengan, es decir que ya hayan tenido COVID-19, se realizará cada 7 días. También se ha previsto un plan para los casos en los que los jugadores den positivo. El infectado debería ser aislado durante 14 días y si compartiera habitación con alguien, deberían ser separados.

Para tener un control más riguroso, USTA le brindará acreditaciones mediante las cuales se podrá controlar si alguien ha mantenido contacto con algún infectado de coronavirus. Durante estos torneos habrá dos hoteles oficiales,  aunque también se brindará la opción de alquilar casas, las cuales deberán ser pagadas por los propios tenistas.

Todos los tenistas que participen de estos torneos tienen como obligación aterrizar en Estados Unidos 4 días antes de su primer partido, para poder cumplir con todos los requisitos sanitarios.
Entre las particularidades: Los coches oficiales del torneo tendrán un 50 por ciento de su capacidad para facilitar el distanciamiento social. Debido a que los tenistas no podrán visitar Manhattan entre partido y partido, para aquellos que deseen algo en particular de la “Gran Manzana” habrá un servicio especial de reparto. Por último, se instalará un gimnasio al aire libre en el complejo y se permitirá un máximo de 30 personas por vestuario. El cobro de premios o la reserva de canchas para entrenamientos serán virtuales.

Notas relacionadas