Cargando...
La historia del gamer que podría convertirse en el primer campeón uruguayo de eSports

eSports

La historia del gamer que podría convertirse en el primer campeón uruguayo de eSports

Forma parte de un equipo internacional y participa de las competencias más importantes de videojuegos.
Jueves 14 de Noviembre de 2019

La de los videojuegos se ha convertido en una de las industrias que más dinero genera año a año en todo el mundo. A través de las nuevas competencias que van surgiendo y de los ingresos de cada vez más empresas al sector.

Miles son las historias que se han dado a conocer a partir de los jugadores que participan de estas competencias. En este caso conoceremos al uruguayo Marco Poppitti, quien a través de su teléfono celular gana miles de dólares.

Poppitti, junto con su equipo Team Queso viene de conseguir el séptimo puesto en el último mundial de PUBG, viene de ganar la competencia sudamericana y tiene amplias chances de conseguir un buen resultado en el mundial que se disputará en Kuala Lumpur.

El PUBG se trata de un juego de batallas que consiste en una pelea dentro de un escenario gigante, en la que el vencedor es el último que queda en pie. Gracias a participar de este juego, Poppitti, de 22 años, comenzó a conocer gente que también se destaca en este videojuego y de allí surgió el equipo que actualmente integra y con el compite a nivel internacional.

A medida que fue mejorando sus habilidades se fue convirtiendo en un gamer profesional. Con el correr del tiempo incluso fue pasando por varios equipos hasta que llegó a Brazilian Crusaders (BRC), para luego llegar al equipo españo Team Queso, que le paga un sueldo fijo mensual a cambio de que él y su equipo lo representen en las competiciones PMCO.

En estos certámenes gana el equipo que obtenga más puntos en 16 partidas, que se desarrollan en tres días de competencia. Los premios de estos certámenes logran superar con facilidad los dos millones de dólares. En el pasado mes de julio, tras superar un repechaje, el Team Queso disputó su primer mundial en Berlín, donde finalizaron séptimos con un premio de seis mil dólares.

Pero para el próximo mundial, que se disputará entre el 29 de noviembre y el 1° de diciembre en Kuala Lumpur, el Team Queso llega como campeón del continente. “Fui el mejor jugador del torneo, ganando una suma de u$s 2.000 con un total de 27 ‘kills”, comentó Poppitti.

Tras haber estudiado en la universidad, hoy en día Marco sólo se dedica a entrenar y competir en el PUBG. El objetivo para el próximo mundial es terminar entre los primeros lugares, todo el equipo sabe que la competencia repartirá premios con cifras cercanas a los 180 mil dólares para el ganador, 90 mil para el segundo y 45 para el tercero.

Marco, de ser campeón, podría convertirse en el primer uruguayo en ser campeón del mundo de una competencia de eSports, un logro que significaría mucho para la escena local y sudamericana.

 

Notas relacionadas