x
La historia de la pelota de fútbol más grande del mundo, un invento argentino

La historia de la pelota de fútbol más grande del mundo, un invento argentino

Novedades

Tras ver que un pueblo de Colombia estaba armando una pelota gigante, un empresario argentino tomó la decisión de llevar a cabo esta pieza de museo.
Viernes 20 de Marzo de 2020

Bell Ville es una ciudad de la provincia argentina de Córdoba que se caracteriza por tener dos emblemas relacionados con el fútbol. Por un lado es la cuna donde nació Mario Alberto Kempes y por el otro, es la "Capital Nacional de la pelota".

Justamente basta pasar con el auto por las puertas de la ciudad para ver cómo se venden pelotas de fútbol en cada esquina. Incluso, si uno se decide a parar allí podrá encontrar la pelota de fútbol más grande del mundo.

Será difícil no verla ya que tiene un diámetro de 2,50 metros y un perímetro de 7,85 metros y pesa 30 kilos. Está hecha de poliuretano y fue cosida a mano. La idea fue de Jesús Ramón Cairo y su familia.

Jesús es parte de una de las familias que se dedican a la fabricación de pelotas y desde que nació supo que se iba a dedicar a esto. Pero cuando un amigo le contó que en una ciudad de Colombia,  que vive también de la confección de pelotas de fútbol, estaban armando el esférico más grande del mundo, supo que el debía superar aquella creación.

Y justamente eso hizo, e incluso logró entrar al libro de récords Guinness tras trabajar en ella seis meses. “Me saltó la sangre de Bell Ville. Para mí es un orgullo haber nacido en esta ciudad. Por eso asumí el desafío de hacer la pelota más grande del mundo. No sabía cuánto iba a tardar, pero ya había tomado la decisión de fabricarla”, dijo Cairo en una entrevista con el diario Clarín.

"La tarea no fue sencilla porque los gajos del cuero eran tan grandes que los panales se prismaban o se planchaban. Por eso debimos hacerle un tratamiento químico de todos los elementos y materiales. Además, un amigo francés me ayudó a hacer la cámara, que requería un material especial, y la válvula para inflar la pelota. ¡Para inflarla demoramos más de cuatro horas! Ahora, con una nueva válvula, necesitamos no más de 10 minutos. Pero logramos hacerla y soy un tipo de feliz del mundo. Por la gente que colaboró. Y por mi familia que siempre me acompañó. Todos nos abrazamos frente a la pelota más grande del mundo", agregó.

Su fábrica vende miles de pelotas por mes entre ellos a Talleres y a la Liga Cordobesa de Fútbol. El orgullo de su familia es ver una pelota rodando en una cancha de fútbol y además, ser los creadores de la pelota de fútbol más grande del mundo.

Fuente: Clarín

Notas relacionadas