x
El día que un gol de Zanetti salvó la vida de un hincha

El día que un gol de Zanetti salvó la vida de un hincha

Novedades

Ocurrió en el Mundial de 1998 frente a Inglaterra.
Lunes 10 de Agosto de 2020

Javier Zanetti es uno de los jugadores con más partidos en la Selección Argentina, pero más allá de sus reconocimientos y logros individuales, su vínculo con el equipo nacional tiene una historia muy particular.

Cuatro años después de su debut internacional, fue convocado por Daniel Pasarella al Mundial de Francia 1998. Para Zanetti, no sólo será un momento que marcó su vida por ser su primera participación en un certamen mundialista, también por un hecho que trascendió lo deportivo.

Argentina se enfrentaba a Inglaterra en los Octavos de Final, en lo que fue un encuentro muy especial por el pasado bélico entre ambos países. El partido comenzó a favor de los sudamericanos con un gol marcado por Gabriel Batistuta, pero al poco tiempo los europeos llegaron al empate y más tarde lo dieron vuelta. Cuando parecía que las cosas se ponían cuesta arriba para los argentinos, en una jugada de pizarrón, el Pupi igualó las cosas. Un tiro libre estudiado con antelación, donde Juan Sebastián Verón engañó a sus rivales, y en vez de patear al arco, le pasó la pelota a Zanetti, quién solitario remató y guardó la pelota en el arco inglés antes de que acabara el primer tiempo.

A poco más de 1.700 kilómetros del estadio Geoffroy-Guichard, Narek Kopaczen, un apasionado del fútbol, se encontraba en su casa viendo el partido. Hombre de costumbres, tenía previsto ir a estacionar su auto a la fiscalía (su lugar de trabajo), pero optó por continuar observando el encuentro. Para colmo, el partido terminó empatado, lo que obligó a un alargue y luego la tanda de penales. Es importante remarcar esto para entender más la historia. Una vez que acabó con el triunfo de Argentina, Kopaczen se sorprendió por un ruido muy fuerte que venía desde afuera. Se asomó por la venta y observó cómo su auto se consumía por el fuego.

Es que el polaco en ese entonces se encontraba investigando a una banda de delincuentes y por eso sufrió un atentado. Al tiempo reconoció que ese gol le salvó la vida: "Todos los días solía bajar con el perro a las 22 y después solía llevar el auto al estacionamiento de la policía. Cuando terminó el partido oímos un tremendo estruendo, nos asomamos a la ventana y vimos que ardía nuestro auto".

La investigación desveló que la bomba llevaba un temporizador para explotar a la misma hora que el fiscal solía llevar su auto a la comisaría. Tiempo después, Kopaczen le envió una carta al argentino en forma de agradecimiento. ¿Se conocerán algún día? 

Notas relacionadas