La pelota “más valiosa del mundo” y los jugadores que la firmaron desde Italia 1990 hasta ahora

Novedades

La pelota “más valiosa del mundo” y los jugadores que la firmaron desde Italia 1990 hasta ahora

Conocé la historia del periodista argentino que logró que 13 campeones del mundo y jugadores de 14 países distintos firmaran su pelota que hoy en día es imposible de tasar su valor.
Lunes 28 de Diciembre de 2020
Hay pelotas de fútbol que quedaron grabadas en la historia de los fanáticos. Estas pueden haberlo hecho por su diseño o por haber sido utilizadas en la obtención de un título importante, como puede ser una Copa internacional o un Mundial de fútbol de la FIFA.

Lo cierto es que existe una sola pelota, la cual está considerada la “más valiosa del mundo” y que está en manos de un argentino. Se trata de un balón que durante el Mundial de Italia 1990, el periodista Jesús Ferro se encargó de que grandes jugadores de la historia del fútbol firmaran de puño y letra.

Al día de hoy contiene 13 firmas de campeones del mundo y exjugadores de 14 países distintos. En el se mezclan Maradona y Messi con Ronaldo, Pelé y Di Stéfano. En total son más de 40 los jugadores que firmaron la pelota que este periodista freelance les ofreció para hacerlo.

Todo comenzó en Italia 1990 con la firma de Diego Maradona, luego de que Argentina eliminara a Yugoslavia en cuartos de final. “Diego estaba con una vincha fucsia y se había enterado de que Italia sería el rival en semifinales, y la última firma fue la de Lionel Messi en el Mundial de Brasil 2014, es decir, que pasaron siete mundiales entre la primera y la última firma, de Maradona a Messi”, comenta Ferro en una entrevista con Infobae.

Además, agrega: “La pelota era para mi sobrino Germán, y en 1990, tras la firma de Maradona, la FAO organizó un partido contra el hambre en el mundo en un estadio adyacente al Olímpico de Roma, en el que jugaron estrellas de Europa contra Sudamérica. Recuerdo haber visto a Bobby Charlton, a Michel Platini, a Paulo Roberto Falcao, a Zico, pero fue gracias al peruano Teófilo Cubillas, que me permitió pasar al vestuario, que conseguí que muchos agregaran su firma en la pelota, y la idea de seguir comenzó a rondar por mi cabeza”.



Una de las firmas que más le costó conseguir fue la del alemán Karl Heinz Rummenigge, al cual debió perseguir por dentro de un estadio durante el mundial de Alemania 2006. Mientras que para conseguir la firma de Franz Beckenbauer, aprovechó una visita de este a la embajada alemana para “cazar” su firma.

Ferro debió llevar a cabo distintas acciones para conseguir su objetivo, como lo que tuvo que hacer para la firma de Johan Cruyff: “Me filtré en un homenaje al Dream Team y entré al estadio subiendo los escalones con los jugadores y el DT. Me quedé al lado del búlgaro Hristo Stoichkov y aproveché para que me firmara la pelota. Cruyff me la firmó en el campo de juego. La ventaja que yo tenía es que los dos colaboramos en el diario Marca al mismo tiempo, porque él era columnista y yo tenía un espacio”, comentó Ferro en la entrevista.

Según explica el dueño del preciado balón, al ser única e histórica por las firmas que tiene, es imposible tasarla. Además, cuenta con una particularidad, el jugador francés Just Fontaine, quien fuera máximo goleador del Mundial de Suecia 1958 con 13 goles, aparece con 2 firmas distintas “porque ya tenía una, y en otra oportunidad en la que coincidí con Eusebio y Raymond Kopa, también estaba él y volvió a estampar su autógrafo”, comentó Ferro.

Fuente: Infobae
Foto: Infobae

Notas relacionadas