x
La historia del jugador profesional más grande de edad en la historia del deporte argentino

La historia del jugador profesional más grande de edad en la historia del deporte argentino

Novedades

Jugó en Argentina y en el exterior y todavía no piensa en retirarse de las canchas.
Viernes 18 de Diciembre de 2020

Para algunas personas el deporte es más que un estilo de vida, es la forma que eligen para desarrollarse. Esta es la historia de Alejandro Saadia, histórico jugador del vóley argentino que es dueño de uno de los récords más difíciles de superar.

A sus 45 años, Saadia se convirtió en el jugador profesional más grande en la historia del deporte argentino. Tras una larga trayectoria, en la que pasó por varios equipos del país, superó las marcas de Hugo Gatti, Juan Espil y Hugo Conte.

En la actualidad, Saadia forma parte de Once Unidos de Mar del Plata, equipo con el que compitió en la Copa Argentina de Voley y con el cual consiguió convertirse en el jugador más veterano de la historia de las 3 ligas masculinas de los 3 deportes profesionales por equipos que tiene Argentina (fútbol, básquet y vóley).

A lo largo de sus años recorrió el país para jugar, ya que lo hizo en varios equipos. En la temporada 1999/2000 se consagró campeón con Náutico Hacoaj y luego viajó a Israel para jugar durante varios años.

"Estaba al tanto del récord pero no me lo estaba tomando como un objetivo ni vine a jugar por eso. Yo tenía ganas de ayudar al club, a este grupo humano que está buenísimo, al proyecto. Y además tenía ganas de jugar, que me encanta", le comentó Alejandro a Clarín.

"Obviamente no puedo entrenar al ritmo de los chicos; lo hago menos, con diferenciado, para llegar a los partidos y poder rendir. No puedo tener la misma intensidad todo el tiempo. Me cuido también con la alimentación, elongo mucho; siempre me cuidé, pero ahora más que nunca", agregó.

En la actualidad, Saadia está jugando en un equipo que tiene como promedio de edad los 23.7 años y apenas 2 de sus compañeros nacieron a fines de la década del 80’.

Sin fecha de retiro en el horizonte, el hombre récord del deporte argentino juega porque le gusta jugar. “No se trata de necesidad sino de pasarla bien. Me da mucho placer y encontré un grupo que me hace disfrutar un montón. Si no lo estuviese viviendo así, no lo estaría haciendo. Ya pasó la época de competir, de vivir de esto. Hoy es disfrutarlo. Estoy muy cómodo con el rol en el equipo, el del jugador con experiencia compartiendo sus vivencias con un grupo de chicos muy talentosos que tienen mucho por delante. Estoy pasándola muy bien en esta liga", le dijo al periodista Mauricio Codocea.

Fuente: Clarín

Foto: Clarín

Notas relacionadas