Cargando...
Los motivos por los que el Atlético de Madrid abandonó el proyecto de la Superliga Europea

Europa

Los motivos por los que el Atlético de Madrid abandonó el proyecto de la Superliga Europea

Jueves 23 de Septiembre de 2021

En el marco del World Football Summit Europa, evento que reúne a los principales protagonistas de la industria del deporte y los negocios durante dos días en el Wanda Metropolitano, el CEO del Atlético de Madrid Miguel Ángel Gil fue uno de los exponentes. El dirigente se refirió durante su ponencia a la decisión del equipo Colchonero de abandonar el proyecto de la Superliga Europea al considerar que esta jugada había traicionado a la afición del club.

El fútbol europeo se vio sacudido por los acontecimientos de abril que vio a 12 de los clubes más grandes del continente anunciar planes separatistas de sus ligas nacionales y las competiciones de la UEFA.

Mientras el Aleti se bajó del proyecto, Barcelona, ​​Juventus y Real Madrid aún permanecen comprometidos pese a la retirada de los nueve equipos restantes.

Esos nueve clubes se retiraron dentro de las 72 horas posteriores a la publicación de los planes, y aunque la directiva del Atlético se retiró del proyecto, Gil cree que se requiere una reforma.

“Tomamos [la decisión de unirnos a la Superliga] en solo 48 horas, pero nos tomó otras 48 horas entender que estábamos poniendo en riesgo dos cosas esenciales: una, el fútbol tradicional, que nos había traído aquí, con su lado bueno y su lado malo; y por otro lado, lo que percibimos como el rechazo de nuestra masa social”, dijo Gil en el evento WFS.

“Estas cosas me hicieron pensar y con los accionistas del club nos dimos cuenta de que la Superliga no iba bien. Era como si estuviéramos engañando a los que siempre nos habían seguido, así que decidimos irnos”, agregó.

Gil, además, explicó que la lucha interna actual dentro del fútbol es como la de una disputa familiar que pone a los clubes en medio de ligas y órganos rectores en guerra.

“En este continuo enfrentamiento entre las instituciones, los únicos que sufrimos somos nosotros, los clubes. Como un padre y una madre discutiendo con el hijo que está en el medio”, agregó Gil.

“Esa situación solo puede terminar en un escenario, el de la emancipación, me voy de casa. Y esta situación, si no es remediada por las instituciones, acabará pasando, no será la Superliga pero habrá algún cambio seguro”.

“Una temporada de 55 o 60 partidos me parece una barbarie. No tiene sentido crear más competiciones para tener más partidos y generar más ingresos cuando ya estamos viviendo al límite. Pagamos el salario de los jugadores, ¿para qué? Y luego no poder deshacerse de ellos cuando se lesionan ".

Notas relacionadas