Novedades

Marcha atrás: el nuevo protocolo del fútbol uruguayo para evitar nuevos contagios de coronavirus

El Ministerio de Salud Pública les comunicó a los presidentes de Peñarol y Nacional las nuevas medidas.
Marcha atrás: el nuevo protocolo del fútbol uruguayo para evitar nuevos contagios de coronavirus
Miércoles 28 de Octubre de 2020

Los últimos días fueron muy movidos y cambiantes para el fútbol uruguayo. Luego de los últimos partidos de Fase de Grupos de Peñarol y Nacional en la CONMEBOL Libertadores, el protocolo sanitario quedó expuesto, lo que generó que las autoridades tomaran medidas.

Uruguay es de los países menos afectados por la pandemia del coronavirus y fue uno de los primeros en retomar las actividades deportivas. Su evolución fue tan positiva que el gobierno evaluó la vuelta del público a los estadios. Por el momento, las tribunas se encuentran vacías con un máximo de 120 personas por estadio, entre futbolistas, cuerpo técnico, directivos y trabajadores de la prensa, pero no descartaban la posibilidad de incluir a los fanáticos a los partidos.

Sin embargo, la participación de los equipos en el torneo internacional, generó que las autoridades dieran marcha atrás. En una reunión que se llevó a cabo con los presidentes de Peñarol y Nacional, el Ministerio de Salud Pública les comunicó que habrán cambios. Todavía no hay nada oficial, pero según revelaron los propios protagonistas, se prohibirá los abrazos después de los partidos y se reducirán el número de personas por estadio.

En cuanto a los equipos que compitan en torneos internacionales (CONMEBOL Libertadores y Sudamericana), estarán obligados a permanecer en cuarentena por 7 días y en caso de avanzar de fase llegarían al mes de aislamiento, ya sea por viajar o jugar en el propio país. De esta manera, se evitaría el problema que tuvo Peñarol en su partido ante Athletico Paranaense y Nacional ante Alianza Lima. Ambos planteles incumplieron con el protocolo que indicaba que debían quedar concentrados para no romper la burbuja sanitaria.

Fuente: El Observador

Mencionados en esta nota: