Un nuevo estudio muestra que los cabezazos repetidos genera desórdenes en el cerebro a largo plazo

Novedades

Un nuevo estudio muestra que los cabezazos repetidos genera desórdenes en el cerebro a largo plazo

Se trata de una investigación con la participación de 89 futbolistas de Noruega.
Lunes 21 de Febrero de 2022
En 2014 se había realizado un estudio en Toronto, Canadá, acerca de las consecuencias de los repetidos cabezazos a la pelota, donde cada jugador promedia un total de 6 a 12 por partido. Finalmente se encontró que existen trastornos médicos o de conducta, a largo plazo, en los futbolistas que sufren contusiones repetidas o múltiples impactos en la cabeza.



Un nuevo estudio realizado en Noruega contó con un muestreo de 89 futbolistas locales y se confirmó que los cabezazos repetidos causan alteraciones en los patrones sanguíneos. En más detalles, se descubrieron “alteraciones específicas” en los niveles de MicroARN en el cerebro.

En cuanto al procedimiento, se tomaron muestras de sangre de los jugadores después de impactos accidentales en la cabeza en los partidos y después de sesiones de entrenamiento diseñadas específicamente.48 de los jugadores, seleccionados de 3 equipos, participaron en una sesión que incluyó ejercicios de cabeza repetitivos de jugadas a balón parado y escenarios similares; también realizaron uno que involucró otro ejercicio de alta intensidad, sin permitir el contacto con la cabeza. Los resultados encontraron cambios específicos en ciertos niveles de microARN cuyos números no se vieron afectados por el otro ejercicio de alta intensidad.



El año pasado la Premier League limitó la cantidad de cabezazos en los entrenamientos de todas sus categorías con el objetivo de disminuir el daño cerebral. En concreto, no se pueden hacer más de 10 cabezazos con fuerza en una semana de entrenamiento. Estos serán de jugadas correspondientes a envíos superiores a 35 metros, centros, córneres o lanzamiento de diferentes faltas.

Notas relacionadas