Qatar 2022

¿Cuánto piden por una entrada para la final del mundo en Qatar?

La dificultad para conseguir y los altos valores de la reventa para el partido del domingo entre Argentina y Francia genera malestar en los argentinos.
¿Cuánto piden por una entrada para la final del mundo en Qatar?
Viernes 16 de Diciembre de 2022
Al igual que en los últimos mundiales y pese a la lejanía y particularidades del país de esta edición, los hinchas argentinos coparon Doha, la capital de Qatar, durante todo el desarrollo de la cita mundialista. Con el avance de la Selección a las instancias finales, el acceso a los compromisos comenzó a complicarse. Los costos crecieron a cifras increíbles e inalcanzables para la gran mayoría de los argentinos que buscan desesperados un lugar en el Estadio de Lusail.

De cara a la final, los valores oficiales impuestos por FIFA son tres, claramente mayores a los de la semifinal: US$ 1607 (categoría 1), US$ 1002 (categoría 2) y US$ 604 (categoría 3). Tras dificultades para acceder a los tickets oficiales, la reventa, que viene funcionando desde el principio, comenzó a tener el protagonismo mayor, aunque muchos de los precios son un disparate total. Algunos aseguran que un ticket de categoría 1 está aproximadamente US$ 6000.

Muchos argentinos están desesperados por conseguir un pase para el partido más importante del último tiempo de nuestro país y la movilización por esto viene ya desde hace varios días. Pese a querer estar a toda costa, la prioridad para ellos son los tickets de la categoría 3, porque esos lugares son los de atrás de los arcos, donde comúnmente se ha visto a la gran mayoría del público argento.


Grupos de WhatsApp, movilizaciones en redes sociales y en los puntos principales de reventa en las calles de Qatar y hasta comunicaciones con la propia gente de AFA, son algunas de las insistencias que muchos argentinos están realizando para poder tener su lugar dentro de Lusail en la final. Los fanáticos están desesperados, conocen estrategias para buscar lugares seguros de reventa, esperan horarios donde posiblemente aparezcan remanentes de entradas y se comunican entre ellos para obtener información. Todos quieren estar presentes y ser parte de un día que puede quedar en la historia.

Mencionados en esta nota: