Cargando...
Review - Burnout Paradise Remastered: Take me down to the Paradise City!

Novedades

Review - Burnout Paradise Remastered: Take me down to the Paradise City!

Jueves 25 de Junio de 2020

Déjenme contarles una anécdota. Cuando Burnout Paradise salió, no era un fan. Me reusaba a interesarme en el juego, en ese entonces, el género de simcade -simulación arcade- me llenaba mucho mas, y pasaron varios meses hasta que probé la obra de Criterion por primera vez. No era ajeno a los Burnout, y había jugado un par de veces en la PlayStation 2 disfrutando en cortas sesiones del modo destrucción que traía, pero nunca me había hecho un fanático.

Todo eso cambiaría con Paradise, un juego que no solo implicaría el final de la franquicia, sino también el crecimiento de Criterion, de estudio secundario, a uno de los principales de Electronic Arts. Después de sufrir esa primer cinemática forzada que intentaba venderme por segunda vez un juego que ya había adquirido, me dieron mi primer vehículo, me invitaron a ir a un taller, repararlo, buscar un semáforo y arrancar mi primer carrera. No me despegué de la silla por cinco horas desde ese momento.

Lo mismo puedo decir con esta versión “remasterizada” del juego, que incluye todos los paquetes de DLC que recibió el juego post lanzamiento, como Big Surf Island, motos, autos de juguete e incluso réplicas de autos famosos, como el DeLorean de Volver al Futuro, con un modo para “volar” y todo incluido.

Como buen juego de su época, Burnout Paradise no cuenta con un modo historia, y esto funciona a favor de la experiencia, ya que apenas conseguimos control de nuestro primer auto, nada mas nos molestará desde el primer acelerón hasta que salgan los créditos. Sin nada que se interponga entre uno y un océano de competencias, podremos disfrutar de lleno de los diferentes tipos de eventos que incluyen carreras, circuitos, competencias de trucos y otras divertidas propuestas mas familiares para la saga Burnout.

La dificultad del juego es dinámica e irá creciendo a medida que subamos de rango en nuestra licencia de conductor, una dinámica que permitirá a todos los jugadores ir conociendo las idas y vueltas de los vehículos, pero también de cómo navegar por Paradise City, con todos sus saltos y atajos que nos darán una innegable ventaja en especial en las carreras mas difíciles del juego.

Con mas de 100 vehículos para elegir, la variedad no será un problema a la hora de correr por las calles, rutas y autopistas de Paradise City, aún así, gran parte de este catálogo estará oculta y a medida que subamos en nuestra licencia iremos desbloqueando estos vehículos. Nuestras victorias y hazañas también irán desbloqueando algunos vehículos, que deberemos de encontrar en la ciudad y destruirlos para obtenerlos.

Esta versión del juego sigue a las de Xbox One y PlayStation 4 y trae varias de las mejoras visuales que estas trajeron. Por razones obvias los resultados no son iguales que en las plataformas de Sony y Microsoft, y es mas que notable cuando usamos la consola en modo Docked donde el juego termina dando una imagen a 1600x900p. Por suerte el objetivo fue de lograr esos 60 cuadros por segundo constantes que hacen que cada carrera se sienta fluida y rápida. La resolución cuando la usamos en modo portátil por suerte es de 1280x720p y el resultado es por falta de otra palabra, brillante.

Burnout Paradise Remastered es la primera vez que la franquicia llega a una consola de Nintendo, y qué mejor forma de hacerlo que con un juego que marcó una generación, reformuló a Need for Speed bajo la tutela de Criterion entregando sus mejores entregas en años, y que aún con 12 años encima, se siente como si hubiese sido hecho ayer. La ausencia de un modo historia le da una pureza e inmediatez que se pierde hoy día como pasó en Need for Speed Heat, último juego que desarrolló Ghost Studios.

Gastón Morales

Notas relacionadas