Novedades

A la caza del Tiburón Blanco

A la caza del Tiburón Blanco
Miércoles 9 de Diciembre de 2020
Diversión para cerrar un año fatídico. Así puede entenderse lo que sucederá a partir del próximo viernes en Naples, Florida, cuando los jugadores del PGA Tour y PGA Tour Champions formen parejas para disputar el excéntrico QBE Shootout, un evento que comenzó por el año 1989 y es hosteado por Greg Norman, The Shark.

Tiburón Golf Club es el lugar de la cita. El complejo posee dos canchas, Gold y Black, ambas diseñadas por el australiano, dos veces ganador del Open Championship y ex número uno del planeta, acumulando en total 331 semanas arriba del escalafón mundial. A su vez, Tiburón GC aloja desde 2013 el equivalente al Tour Championship masculino en el LPGA Tour, el CME Group Tour Championship, que casualmente tendrá cita la semana que viene, posterior al QBE.

Una cita casi plagada de ganadores estadounidenses y con un formato bastante peculiar. El torneo se dividirá en tres días, redondeando un total de 54 hoyos bajo Stroke Play:
  • Primera ronda - Scramble: cada jugador del equipo hace dispara desde el tee de salida, y los jugadores deciden qué tiro fue el mejor. Cada jugador entonces juega su segundo tiro desde una distancia corta de donde el mejor tiro se ha detenido (y no más cerca del hoyo), y el procedimiento se repite hasta que el hoyo esté terminado.
  • Segunda ronda - Greensomes: sigue el mismo formato que los foursomes (los equipos utilizan sólo una bola por equipo, realizando tiros alternativos hasta completar el hoyo), excepto que ambos jugadores salen desde el tee en cada hoyo. Se escoge la mejor bola y luego se juegan golpes alternativos para completar el hoyo.
  • Tercera ronda - Fourball: cada golfista juega su propia bola desde donde se encuentra a lo largo de la ronda. El número de golpes de un equipo para un hoyo dado es el del miembro del equipo que tiene menor puntuación. También conocido como better ball.
24 son los jugadores que clasifican al torneo, ya sea a través de su posición en la tabla final de la FedExCup, o por una exención especial. En detalle, los campeones defensores son invitados automáticamente para el año siguiente. Luego, los 12 mejores jugadores del Tour en el puntaje posterior al Tour Championship más diez exenciones especiales. Cabe destacar que este evento es de cáracter no oficial, es decir, no suma puntos para la FedExCup. Aún así, los mejores jugadores del mundo se darán cita en Naples bajo la atenta mirada de un tiburón blanco al acecho que repartirá a los campeones alrededor de un millón de dólares.


Por Federico Wiersba - No Está Dada
Foto: golfpost.com

Acerca del autor