x
Diego Forlán: “Durante mi carrera nunca me conforme con lo que había conseguido”

Diego Forlán: “Durante mi carrera nunca me conforme con lo que había conseguido”

Novedades

Jueves 9 de Abril de 2020

Diego Forlán es uno de los jugadores más importantes de la historia del Uruguay. Su carrera internacional, que lo tuvo jugando en países como Italia, Inglaterra y España y todo lo vivido con “La Celeste” lo hace una palabra autorizada para hablar de fútbol.

Si bien su presente lo encuentra cerca de Peñarol, equipo del cual es hincha, su figura representa al fútbol de todo un país que celebró sus goles cada vez que se vistió con la camiseta de la Selección.

Cachavacha” formó parte del ciclo “Referentes”, conducido por Máxi Palma a través de su cuenta oficial de Instagram, y repasó su carrera profesional, desde sus inicios hasta la actualidad, que lo tiene haciendo sus primeras experiencias como entrenador, nada más y nada menos, en Peñarol.

“Me siento muy respetado por todos, incluso por los hinchas de Nacional, si bien me puse la camiseta de Peñarol como jugador y ahora como entrenador. La gente conoce a mi familia y sabe bien cómo somos. El cariño de la gente excede los colores por suerte. Soy hincha de Peñarol, pero por encima de todo, soy uruguayo”, comentó Diego.

Además, agregó: “A lo largo de mi carrera, intenté no mirar para atrás y ver lo que había conseguido porque si no bajaba la guardia. Muchas veces dije: ‘logré llegar a un buen nivel y jugar en los mejores equipos del mundo, pero esto sigue’. Nunca me di el lujo de decir ‘ya estoy acomodado’. Siempre fui por más porque todo el mundo quería estar en la posición en la que yo estaba. Mientras sos jugador hay muchos que quieren estar en tu puesto y que van a hacer todo para sacarte tu lugar. No podés bajar la guardia”.

Desde chico, rodeado por una familia futbolera, supo que su vida iba a estar relacionada con el fútbol. Gracias a su padre pudo relacionarse con figuras del fútbol mundial, pero hubo un momento en el que el deporte lo hizo crecer: “Ir a jugar a la Argentina cuando era chico me transformó como persona, además de como jugador. Dejar la comodidad de la casa de mi familia me hizo crecer. Viví dos años espectaculares en la pensión de Independiente”.

Tan bueno fue el recuerdo que se llevó de su paso por el equipo de Avellaneda, que en varios momentos de su carrera coqueteó con volver al fútbol argentino. “Me hubiera gustado volver a jugar en el fútbol argentino, pero cuando surgió la posibilidad de hacerlo también recibí el llamado de Peñarol. Opté por volver a Uruguay y jugar en Peñarol, donde no lo había podido hacer hasta ese momento y la oferta me pareció espectacular. Haber tenido la oportunidad de jugar al fútbol en Uruguay y en el equipo del cual soy hincha fue algo muy lindo.  Por eso no se terminó dando la vuelta al fútbol de Argentina, pero me hubiera encantado”, explicó Forlán.

Uno de los puntos más altos dentro de su carrera deportiva se dio al pasar al Manchester United. En ese momento el equipo inglés era dirigido por Sir Alex Ferguson, todo un emblema de la institución. En su paso por el club ganó dos títulos, entre ellos una Premier League. “El Manchester United era el equipo al que todo jugador quería ir. Todo era perfecto, desde las instalaciones hasta el trato con los empleados. Disfruté mucho mi etapa en el club pero llegó un momento en el que no me sentía jugador de fútbol y necesitaba un nuevo desafío. Cuando llegó la oportunidad de ir al Villarreal sabía que quizás eso iba a significar dos pasos para atrás en mi carrera pero que me iba ayudar a consolidarme y tener la oportunidad de jugar más seguido. Con Ferguson no jugaba todo lo que quería, entonces llegó un momento que necesité tener un desafío. Si yo hubiera querido me habría podido quedar en Inglaterra jugando por varios años pero no lo quería. Llegó un momento que no me sentía jugador de fútbol”, comentó.

Y justamente, en el “Submarino Amarillo”, Forlán consiguió lo que buscaba: “Entre el 2007 y el 2011 fue mi mejor momento futbolístico. Podríamos decir que comenzó en el Villarreal, luego tuve una etapa muy buena en el Atlético de Madrid y terminó con lo vivido con la selección en Sudáfrica 2010 y la Copa América de Argentina 2011 que ganamos”.

Aquella Copa América fue el broche perfecto para lo conseguido por Uruguay de la mano del “Maestro” Tabárez, así lo cree Diego: “La Copa América de 2011 fue el cierre perfecto de un ciclo espectacular con la Selección uruguaya. Por más que fue hermoso llegar a una semifinal de un Mundial, después no haber podido llegar al podio fue una espina para mí. Lo bueno fue que al año siguiente pudimos conseguir un título, habiendo incluso eliminado a la Argentina que era anfitriona. La verdad que fue el cierre perfecto de un ciclo. Había una comunión muy importante con la gente y el equipo jugaba muy bien”.

Hoy, a cargo del equipo del cual es hincha, Forlán da sus primeros pasos como entrenador y sueña sobre todo lo que tiene el fútbol preparado para él en esta nueva etapa.

Notas relacionadas