Qatar 2022

Millonario reclamo a la FIFA para que compense a los trabajadores del Mundial de Qatar 2022

Las ONG de derechos humanos pide una exorbitante suma de dinero para compensar los daños y perjuicios que sufrieron las personas que hicieron posible la Copa del Mundo.
Millonario reclamo a la FIFA para que compense a los trabajadores del Mundial de Qatar 2022
Lunes 17 de Octubre de 2022
A partir del trabajo de varias ONG como Amnistía Internacional y Human Rights Watch, y con el soporte de las Federaciones de Noruega, Alemania, Francia, Dinamarca, Inglaterra y Gales, la FIFA estaría de acuerdo en ampliar un fondo de indemnización para los trabajadores que vieron vulnerados sus derechos en la construcción de los estadios y la infraestructura necesaria para el desarrollo de la Copa del Mundo Qatar 2022.


La solicitud de las ONG de derechos humanos establece el pedido de un fondo de reparación que asciende a 440 millones de dólares, la misma cifra que la FIFA pagará en premios a las selecciones durante el mundial. El Secretario General Adjunto de la FIFA, Alasdair Bell, se posicionó al respecto en el Consejo de Europa sobre Derechos Laborales, y mencionó que "ciertamente es algo en lo que estamos interesados en progresar. Es importante tratar de ver que cualquiera que haya sufrido una lesión como resultado de trabajar en la Copa del Mundo sea compensado de alguna manera".

Aunque según fuentes qataríes y la ONG Human Rights Watch ya se pagaron más de 164 millones de dólares en indemnizaciones a trabajadores de las obras mundialistas en Qatar, sostienen que "es muy importante que estos cambios se mantengan y se extiendan". Miles de trabajadores llegaron al país de medio oriente desde naciones pobres como Bangladesh, Nepal, Sri Lanka, Bután, Pakistán e India. Las empresas constructoras que hacían las contrataciones se hacían cargo de las visas de la mano de obra, aunque se reportaron cientos de violaciones a los DDHH como confiscación de pasaportes y condiciones de vida infrahumanas.


Además, según un informe del medio británico The Guardian, al menos 6.500 obreros fallecieron durante las construcciones, un hecho que es negado rotundamente por el organismo que se encarga de planificar, dar seguimiento y entregar a tiempo las sedes del torneo, el "Comité Supremo para la Organización y el Legado" de la FIFA.

Los organizadores aclaran que el bienestar de los trabajadores mejoró en todos los sentidos, y fue el CEO de la organización del Mundial, Nasser Al-Khater, el que en una entrevista a Sky Sports dijo que los críticos necesitaban "educarse un poco más sobre lo que pasa en Qatar".


Qatar es el primer país del mundo árabe en ser sede de una Copa del Mundo, y aunque los sucesos deportivos, las innovaciones tecnológicas y la época del año en la que se jugará el mundial harán un evento único, el país está en el ojo de la crítica internacional por los abusos y las violaciones a los DDHH a los trabajadores inmigrantes que usaron de mano de obra para darle forma a la sede de la Copa del Mundo.

Mencionados en esta nota: