Cargando...
El cine y sus escenas más famosas que en realidad eran publicidad de marca

Business

El cine y sus escenas más famosas que en realidad eran publicidad de marca

Analizamos qué es el “Product Placement” y cuáles son los casos más conocidos dentro del cine.
Jueves 16 de Abril de 2020

El cine y las marcas están relacionadas de manera directa. El “séptimo arte” tiene millones de consumidores en todo el mundo y es por eso que las marcas se fijan en él. Cientos han sido los casos en los que las escenas icónicas del cine resultan ser publicidad de marca.

A partir de las nuevas tecnologías y la migración de los espectadores de los medios tradicionales a los no tradicionales, esto hizo que las marcas cambiaran sus estrategias de posicionamiento de sus productos. Tras dejar de lado los anuncios tradicionales, las marcas han tenido que ser inteligentes para colocar sus productos dentro de las narrativas de un medio.

Según el libro “Buyology”, de Martin Lindstrom, el “Product Placement” comenzó con los hermanos Lumiere, ya que uno de los trabajadores tenía un segundo trabajo como publicista en Lever Brothers, empresa que luego se convirtió en Unilever y en las primeras películas podían verse productos de limpieza.

Fue durante los años 30 que los actores y las actrices se convirtieron en modelos a seguir por la sociedad. Todos querían vestirse, peinarse y actuar como ellos, es por eso que comenzaron a marcar modas.

Según el sitio Puro Marketing, el primer pago del que se tiene noción ocurrió en 1932 cuando White Owl Cigars pagó 250.000 dólares a los responsables de la película “Scarface” para que su protagonista, apareciera fumando en pantalla sus cigarrillos. Luego los casos comenzaron a hacerse más evidentes incluso.

Tal es así que algunas de las escenas más icónicas del cine suelen tener dentro de ella alguna marca. Por ejemplo, en "ET", el chico protagonista utiliza caramelos Hershey’s para sacar a su nuevo amigo fuera de su escondite. Según el autor de “Buyology”, el director de la película primero intentó con marcas como Mars y M&M pero estas dijeron que no. La marca Hershey’s tuvo un importante retorno de su inversión una semana después del estreno de la película, ya que sus ventas se habían triplicado.

Otra de las empresas que han visto sus ventas mejorar gracias a una escena de película es Ray-Ban. Tom Cruise las utiliza en “Risky Business”. Según cuentan los especialistas, las ventas de esta marca estaban estancadas y la película sirvió para que estas crecieran hasta un 50%. El propio Cruise volvió a utilizar estos anteojos en Top Gun y la empresa volvió a ver un repunte en sus ventas.

En cuanto a lo que tiene que ver con marcas deportivas es imposible no hablar de dos de las películas más famosas de Tom Hanks. La primera de ellas es “Náufrago”, donde el protagonista se hace amigo de una pelota de vóley de la marca Wilson, a la cual llamaba de esa manera e incluso le había pintado una cara. Todo esto mientras estaba sólo en una isla.

Pero también está “Forrest Gump” donde su personaje recibe un par de zapatillas de Nike, las cuales se pueden ver en primer plano y se convierten en un elemento importante para el protagonista.

 Para la marca de la pipa, la película fue de suma importancia para hacer más visible el modelo de zapatillas años después de que estas hubieran llegado al mercado. El impacto que generó las convirtió en un ícono de los años 70. En 2015, la marca lanzó una reedición y las ventas fueron muy importantes.

Fuente: Puro Marketing

Notas relacionadas