Novedades

La historia de Stan Kroenke, la persona más poderosa dentro del deporte mundial

Con una fortuna estimada en más de 10.000 millones de dólares, es propietario del equipo que acaba de ganar el Super Bowl. Conocé qué otros equipos deportivos son de su propiedad.
La historia de Stan Kroenke, la persona más poderosa dentro del deporte mundial
Lunes 14 de Febrero de 2022
Los Angeles Rams se impusieron ante los Cincinnati Bengals en la última edición del Super Bowl, uno de los eventos deportivos más vistos del mundo, tras lograr dar vuelta el resultado en el último cuarto del partido. El evento, que contó con un show de medio tiempo con importantes estrellas de la música, se disputó en el SoFi Stadium, el recinto más caro de la historia.

Pero a continuación no nos centraremos en lo que tiene que ver con la historia del poderoso empresario que es dueño de este equipo, que acaba de conseguir su segundo Super Bowl en su historia. Su nombre es Stan Kroenke y su figura excede el fútbol americano.

El dueño de los Rams es dueño de un imperio deportivo que se extiende por varios países y deportes. En él se agrupan la Premier League, la NBA y la NFL. Stan Kroenke tiene 74 años y una fortuna estimada en 10.000 millones de dólares. Además de ser propietario de los Rams, bajo su empresa Kroenke Sports & Entertainment, también posee a los Denver Nuggets de la NBA, equipo en el que juega actualmente el argentino Facundo Campazzo.

En Estados Unidos también es dueño de los Colorado Avalanche (NHL) y los Colorado Rapids (MLS), además cuenta con un equipo de Lacrosse y de esports.



Pero también, y tal como comentamos antes, Kroenke es dueño del Arsenal de Inglaterra, equipo que disputa la Premier League. Los hinchas no están muy contentos con que él sea el dueño del equipo y en varias oportunidades se lo han hecho notar.

Todo comenzó en un viaje de vacaciones a las montañas de Aspen cuando todavía era un estudiante de administración de empresas.

Allí conoció a una estudiante de enfermería que también estaba de vacaciones y allí comenzó la historia de amor entre ellos. Ella, Ann Walton, era nada más y nada menos, que una de las hijas y herederas de la familia que creó Walmart. Los Walton tienen una fortuna calculada en 215.000 millones de dólares, según el último estudio que publicó la firma neozelandesa “Buy Shares”.

Kroenke y Walton se casaron en 1974 y él se transformó en multimillonario. Tras una vida humilde, comenzó a rodearse con gente poderosa y con muchos millones en sus cuentas bancarias. Si bien antes de conocer a Walton ya había creado una empresa de construcción y bienes raíces, el negocio comenzó a funcionar una vez que se casó.

Según lo que el propio Kroenke dice, su fortuna se basó en aprovechar los supermercados de su familia, comprando terrenos vacíos a precios baratos y construyendo Walmarts para generar interés en otras inversiones.

Su propia empresa de construcción llevaba a cabo las obras, y además al lado de los supermercados construyó shoppings, complejos de casas y urbanizaciones completas. Esto le permitió a Kroenke desarrollarse en el deporte, otras de sus pasiones. Tras no haber logrado dedicarse a jugar al básquet como profesional, cumplió el sueño de tener su propio equipo.

En 1995 compró el 40% de las acciones de los St. Louis Rams, un equipo de la NFL, a cambio de 80 millones de dólares. En 2010, compró el 60% restante a cambio de 450 millones. Incluso, en 2015, Kroenke mudó el equipo de St. Louis a Los Angeles, debido a que quería hacer crecer el negocio y el público en St. Louis no era muy numeroso. Algo que terminó siendo beneficioso para el crecimiento del equipo.

En el 2000, compró por 450 millones de dólares el Colorado Avalanche (NHL), los Denver Nuggets (NBA) y el Pepsi Center, el estadio donde juegan ambos equipos. Incluso, en ese estadio, tiene una de sus casas, un penthouse de 2 pisos con teatro y gimnasio, incluidos.



En 2004, Kroenke llegó al fútbol. Primero lo hizo comprando el equipo de Colorado Rapids de la MLS. En 2007 desembarcó en Londres para comenzar a comprar acciones del Arsenal. Primero compró un 10% y luego se quedó con el total de las acciones. En 2018, pagó 550 millones a Alisher Usmanov, multimillonario ruso que tenía el mayor porcentaje del club.

En los últimos años comenzó a invertir en los esports, donde tiene 2 equipos: Los Angeles Gladiators, de Overwatch, y Los Angeles Guerrillas, de Call of Duty. Aunque su última gran inversión fue la construcción del SoFi Stadium, la cancha para los Rams de la NFL, que tiene capacidad para 70.000 personas y costó 5.000 millones de dólares.

Notas relacionadas