x
Laterales con los pies, sin cabezazos ni contacto físico, el nuevo fútbol de Estados Unidos

Laterales con los pies, sin cabezazos ni contacto físico, el nuevo fútbol de Estados Unidos

Novedades

Las autoridades de una de la ligas cambió prácticamente el reglamento para evitar contagios.  
Lunes 14 de Septiembre de 2020

En el estado de Massachusetts, Estados Unidos, las distintas actividades deportivas ya están volviendo, luego de una primera mitad de año alterada por la pandemia del coronavirus. Las autoridades determinaron que los chicos empiecen a hacer deportes pero con ciertas precauciones.

La Asociación Atlética Interescolar de Massachusetts (MIAA), encargada de redactar los reglamentos de cada disciplina, publicó los cambios que serán obligatorios para los partidos y campeonatos de fútbol en las escuelas.

Todos los jugadores, árbitros, entrenadores y suplentes deberán usar permanentemente los tapabocas. En caso de que quieran sacárselo en el medio del partido, tendrán que respetar los 3 metros de distancia ante un rival. Si alguno de los jugadores de campo no cumple con la regla, se cobra tiro libre indirecto para el contrario. Y si alguien de los miembros del banco de suplentes infringe la norma, será tarjeta amarilla para el entrenador. Si se repiten estas infracciones, el árbitro puede dar por terminado el partido.

Otras de las nuevas normativas son la prohibición de los cabezazos y el contacto físico entre rivales. Si no se cumplen se cobrará tiro libre indirecto para el rival. Tampoco se podrá tirar al piso para barrer o pelear hombro con hombro una pelota. Si un jugador infringe 2 veces algunas de estas nuevas reglas, le sacarán amarilla.

Una de las que llamará la atención y cambiará por completo una jugada son los laterales. A partir de ahora, no se sacarán más con las manos sino que con los pies. Al no estar permitido jugar con la cabeza, todas las pelotas paradas deberán jugarse al ras del piso. El arquero es el único que podrá tocar la pelota con las manos, pero en un saque de arco, no debe pasar la mitad de la cancha.

 

Fuente: Olé

Notas relacionadas