x
La historia del jugador que fue velado por 150.000 personas en el Camp Nou

La historia del jugador que fue velado por 150.000 personas en el Camp Nou

Novedades

Hasta la llegada de Dani Alves era considerado el mejor lateral derecho de la historia del equipo.
Viernes 10 de Abril de 2020

19 jugadores uruguayos han vestido la camiseta del Barcelona hasta ahora. En la actualidad, Luis Suárez defiende los colores y representa al club, pero hay uno que quedará en la historia de todos los hinchas y socios del club, Julio César Benítez.

Quizás su nombre no es tan conocido, pero su historia es bastante particular. Como lateral derecho defendió la camiseta del equipo catalán dejando una muy buena actuación. Aunque el hecho que marcó su historia ha sido su fallecimiento. Benítez murió a los 27 años cuando se encontraba formando parte del plantel blaugrana, siendo hasta ahora el único jugador en la historia del club que le sucede algo así.

Tras surgir en Racing Club de Montevideo pasó al fútbol español para vestir la camiseta del Real Valladolid primero y luego del Real Zaragoza. En 1961 llegó al Barcelona y tan buenas fueron sus actuaciones que permaneció en el equipo hasta su muerte, en 1968.

La causa de su muerte es un misterio hasta el día de hoy, según algunas publicaciones de la época su deceso se debió a una gastroenteritis aguda por comer mejillones en mal estado, lo que derivó en una intoxicación general.

Su muerte llegó un día antes a que el Barcelona enfrentara al Real Madrid. Por supuesto que el partido fue suspendido. Sus compañeros de equipo lo despidieron, pero también miles de hinchas del equipo decidieron acompañarlo.

150.000 personas pasaron por el Camp Nou para despedir a Benítez en una ceremonia que comenzó a las 10 de la mañana y terminó a las tres de la tarde del día siguiente, momento en el que fue enterrado en el cementerio que está ubicado al lado del estadio.

Quien fuera considerado hasta la llegada de Dani Alves como el mejor lateral derecho de la historia del Barcelona, fue acompañado por socios e hinchas, pero también por la gente de la ciudad, como los taxistas, los empleados de las fábricas y los oficinistas. La ciudad vivió días de dolor.

Uruguayo de nacimiento, barcelonés por adopción, Benítez  jugó 259 partidos en el equipo “Culé” y marcó 31 goles. Ganó la Copa del Rey 1962/63, la Copa de Ferias 1965/66 y también, ya fallecido, sumó la Copa del Rey de 1967/68.

Fuente: Ovación

Notas relacionadas