Novedades

El equipo de Fórmula 1 que costó una libra esterlina y se quedó con el título menos pensado

La historia del Brawn GP resulta mágica a la hora de pensar en la actualidad de la competencia. La falta de recursos y sponsors no imposibilitó al equipo a ser campeón.
El equipo de Fórmula 1 que costó una libra esterlina y se quedó con el título menos pensado
Martes 26 de Mayo de 2020
La Fórmula 1 es la categoría más exigente del automovilismo internacional y la más difícil a la que llegar. Los autos, los pilotos y los equipos demuestran el mayor nivel en cada una de las carreras, lo mismo en la organización de cada Gran Premio.

Brawn GP fue un equipo que se consagró en la competencia en su primer año en la F1. Ocurrió en 2009 y su historia es bastante sorprendente para lo que significa esta disciplina.

Ross Brawn, un exdirector técnico de Ferrari, compró la escudería que dejó Honda en 2008, luego de que los japoneses declararan problemas económicos para disputar la siguiente temporada.

Cuando se llevó a cabo la transacción Brawn era el director del equipo oriental y los 700 empleados que tenía el equipo estaban trabajando en el diseño y el plan para la temporada 2009.
Durante los meses del invierno europeo surgieron posibles patrocinadores que ayudaran a salvar la situación económica del equipo e incluso Bernie Ecclestone, director comercial de la F1 presentó una oferta de 100 millones de euros para quedarse con la escudería.

Ante la incertidumbre que reinaba, Brawn adquirió la plaza de Honda y el equipo de trabajo por una libra esterlina, como valor simbólico. A cambio de eso, recibió por parte de la marca japonesa 200 millones de dólares, la maquinaria y la infraestructura necesaria para trabajar en la puesta a punto de los autos para la primera fecha de la temporada en Australia.

Justamente, 2009 fue el año que más cambios presentó la F1 con respecto a los anteriores. Se redujo el 50% del downforce, se volvió a las gomas lisas y se incorporó un sistema que permitió transformar energía cinética en eléctrica.

Fue justamente leyendo el nuevo reglamento que Brawn encontró un vacío legal que le permitió potenciar a su equipo hasta el título de esa temporada. El flamante Brawn GP pudo aprovechar la implementación de un doble difusor en la parte trasera del auto, lo que le permitió un rendimiento óptimo en las primeras pruebas previas a la competencia oficial.

Ferrari y McLaren se quejaron ante la FIA, pero el pedido para que se retirara no surtió efecto. El equipo conformado por Jenson Button y Rubens Barrichello consiguió 7 de las primeras 12 carreras.

El equipo se presentó durante toda la temporada con un auto blanco casi sin sponsors, salvo por Bridgestone, que patrocinaba a todas las escuderías, la marca de ropa Henri Lloyd y Virgin.

Si bien la falta de presupuesto y el escaso personal en cada una de las carreras complicó la temporada, el equipo llegó a la carrera de Brasil con posibilidades de consagrarse. Y así fue, Button llegó en la quinta posición y Brawn y todo el equipo se consagró en la Fórmula 1.

Dos semanas después del final de la temporada Mercedes Benz adquirió el 70% de las acciones de la escudería y de esa manera llegó a la Fórmula 1 con equipo propio, si bien ya le proveía los motores a McLaren y Brawn.

Ross Brawn vendió el equipo por 100 millones de euros tras haberlo adquirido a cambio de una libra esterlina. Michael Schumacher reemplazó a Jenson Button y Nico Rosberg a Rubens Barrichello. La mayoría de los mecánicos son los mismos que potenciaron el trabajo hecho por Lewis Hamilton para consagrarse múltiples veces campeón del mundo en los siguientes años.

Fuente: Clarín

Notas relacionadas