Novedades

El protocolo que implementó la MLS para volver a los entrenamientos y la idea retomar el torneo en una única ciudad

El fútbol profesional de Estados Unidos analiza la mejor forma de volver a la actividad, lo más rápido posible.
El protocolo que implementó la MLS para volver a los entrenamientos y la idea retomar el torneo en una única ciudad
Miércoles 13 de Mayo de 2020
La MLS ha vuelto a los entrenamientos en los primeros días de mayo con el objetivo de retornar a la actividad lo más rápido posible. Para ello, los directivos del campeonato profesional de fútbol de Estados Unidos han trabajado en la confección de un protocolo muy estricto, con el objetivo de preservar la salud de todas las personas relacionadas con la competencia. Además, el comisionado de la liga ha estado explorando una sede neutral en varias ciudades para alojar a los equipos y así reanudar la temporada.

En cuanto al protocolo que los jugadores deben cumplir a la hora de ir a entrenar, la actividad grupal ha sido desplazada para ser convertida en algo estrictamente individual. El futbolista debe salir de su casa y dirigirse hasta el centro de entrenamiento de su equipo sin parar en ningún lugar. Tiene que usar todo el tiempo que dure el trayecto tapa bocas y guantes de latex. Al llegar al lugar donde solía entrenar hasta que todo esto se desató, se le toma la temperatura y firmar una declaración jurada donde dejará claro que no ha presentado molestias ni que ha viajado en avión en las últimas 24 horas.

Luego debe dirigirse hasta la cancha, o mejor dicho, hasta el sector de la cancha que le haya sido asignado. Allí encontrará su pechera y su material de trabajo, la pelota. Todo estará limpio y preparado por los utileros del equipo. El entrenamiento será individual y nunca tendrá contacto con sus compañeros de equipo.

Los directivos de la MLS confeccionaron este protocolo, que luego fue enviado a cada uno de los equipos que forman parte del campeonato. Tras una serie de intercambios quedó elaborado y aprobado, y así los jugadores pudieron volver a entrenarse, juntos pero separados.

Si bien el coronavirus afectó a Estados Unidos de diferentes maneras debido a lo extenso que es su territorio, todos los equipos deben cumplir con las reglas establecidas. Los entrenamientos son muy diferentes a lo que eran antes.

Cada jugador debe permanecer todo el tiempo en el sector que se le ha asignado y tiene prohibido darle un pase a su compañero, para eso tiene los elementos que los utileros le han dejado, como conos, paredes para realizar paredes y figuras humanas que sirvan como oponentes. Cuando la jornada termina, los jugadores deben llevar todos los elementos hasta un sector especial donde los utileros los limpiarán con alcohol y lavandina.

Los equipos, que solo han podido disputar dos fechas del torneo antes de la suspensión de la actividad, entrenan en dos turnos y tienen prohibido realizar tareas de gimnasio en el club. Una vez terminadas las tareas del día, deben subirse a sus autos y volver a sus casas. Recién allí podrán bañarse. La MLS controla los entrenamientos y si ocurre alguna falla o algún equipo no cumple con el protocolo, los encargados de la liga tienen el poder de cancelar los entrenamientos de inmediato y suspenderlos.

Una vez que la Major League Soccer cuente con la posibilidad de testear rápidamente a todos los futbolistas y las personas que forman parte del staff, recién se podrá pensar en la Fase 2 y los entrenamientos podrán pasar a ser con grupos reducidos de jugadores.

Mientras tanto, la MLS ha estado explorando disponer de una sede neutral para la vuelta del torneo. Varias ciudades han sido estudiadas para alojar a los equipos y de esa manera reanudar la temporada.

Entre una de las posibilidades que tiene el torneo es mudarse a los resorts de Orlando que están cerca de Disney World. La MLS necesitaría hospedaje para más de 1.000 personas y estos inmensos hoteles serían lo ideal. Una vez que estuviera solucionado todo, cada equipo podría volver a su ciudad y disputar el resto de la temporada en su estadio.

La MLS se encuentra celebrando sus 25 años de vida, no de la manera que lo esperaba.

Fuente: La Nación - MLS

Notas relacionadas