Curiosidades

House of the Dragon y un actor que quería ser futbolista

La serie del momento cuenta con un protagonista que dedicó sus años de juvenil intentando ser futbolista.
House of the Dragon y un actor que quería ser futbolista
Miércoles 14 de Septiembre de 2022
House of the Dragon es uno de los productos audiovisuales que más éxito tuvo en las últimas semanas, y es que la precuela de Game of Thrones ya contaba con una buena base de fans de las historias del autor de Canción de Hielo y Fuego, George R.R. Martin. La serie que se estrenó el 21 de agosto, está basada en la novela Fuego y Sangre del autor estadounidense y sus sucesos ocurren 172 años antes del comienzo de Game Of Thrones. Dentro del cast actual, uno de los protagonistas que la está rompiendo, es un ex jugador de inferiores de 2 grandes clubes ingleses, y en sus años de infante y adolescente dejó todo para intentar llegar a ser futbolista profesional.


Matthew Robert Smith, más conocido por su papel actual como Daemon Targaryen,nació en Northampton, Northamptonshire el 28 de octubre de 1982. Gracias a la pasión de su abuelo por el fútbol, Matt empezó a jugar y a buscar cumplir el sueño de llegar a ser profesional. Northampton Town, Leicester City y Nottingham Forest fueron los clubes que vieron a Matt desde muy temprana edad hacerse un lugar en sus filas, sin embargo cuando aún estaba en su adolescencia, le detectaron una lesión crónica en su espalda, que lo obligó a abandonar su sueño y la práctica regular del fútbol. Al momento de enterarse de su problema de espalda, Matthew era capitán del Leicester, le habían ofrecido su primer contrato profesional y era seguido de cerca por la Selección sub-16 de Inglaterra.

En una entrevista de 2018 con un programa radial de la BBC, el actor contaba: "mi quinto lumbar se estaba volviendo delgado. Era una molestia. Si seguía jugando se hubiera vuelto mucho más delgado y a los 20 años me hubieran tenido que poner una placa de metal".


La espondilosis cervical es una enfermedad degenerativa que no se cura y su tratamiento incluye antiinflamatorios, analgésicos y corticosteroides. Las molestias, la inflamación y los dolores limitaron notoriamente el rendimiento en las canchas del intérprete de Daemon Targaryen, que debió dejar la práctica, y de esa manera también se metió en el mundo de la actuación dónde tendría un rotundo éxito.

Sus 3 temporadas en Doctor Who, su participación como Príncipe Felipe en la serie británica The Crown, y ahora House of the Dragon lo posicionaron como uno de los actores más reconocidos del mundo.

Notas relacionadas