Novedades

¿Por qué los equipos de Estados Unidos se llaman “franquicias”?

A diferencia de los orígenes europeos amateur, en Norteamérica los equipos siempre llevaron un modelo más empresarial que los diferencia.
¿Por qué los equipos de Estados Unidos se llaman “franquicias”?
Jueves 30 de Diciembre de 2021
Los equipos de las ligas más conocidas del deporte estadounidense son denominados como “franquicias”, término popular para muchos pero no así su explicación y en efecto su funcionamiento como institución que las hace llamarse así.

A comparación del deporte europeo y sudamericano, donde los comienzos fueron de carácter amateur, y aún lo siguen siendo en muchas de sus disciplinas por una cuestión económica o de “prestigio”, en Estados Unidos llevan un modelo empresarial hace más de 60 años que viene de la mano con un nivel de excelencia y eficacia con respecto a cómo trabajan. No por nada el Top 3 de las organizaciones deportivas más valoradas del mundo son los Dallas Cowboys ($5.7mil millones de dólares), New York Yankees y los New York Knicks por delante del Barcelona y Real Madrid (4.75mil millones de dólares cada uno)



En 1946, un grupo de empresarios unió varios equipos de básquet para armar una liga que contó con 11 franquicias, que con los años pasaron a ser 30 y hoy se conoce como la NBA y se espera que, aparte de los Toronto Raptors con sede en Canadá, continúe sumándo equipos del exterior.

Las franquicias en Estados Unidos están atadas a las ciudades del país y por medio de sus alcaldías, adquieren una de estas para que tenga sede en su localidad. El tener una franquicia es una ventaja más turística que económica y es por esto que la entidad de la NBA es muy cauta e inteligente para aprobar las ciudades que más rentabilidad e impacto de imagen puedan causar a futuro.

Tamaño y población de la ciudad, localización geográfica, valor de la misma o garantías económicas son algunos de los requisitos que deben cumplir alcaldías e inversores de una localidad. Este año, la MLS tuvo el estreno del equipo Austin FC, con sede en Austin, Texas; todo un desafío para una ciudad que solo contaba con un equipo de fútbol americano universitario.



Si todos los equipos deportivos de Chicago desaparecieran repentinamente, el impacto en la economía de Chicago sería de una fracción del 1%”, explica Michael Leeds, un economista estadounidense. "Un equipo de béisbol tiene aproximadamente el mismo impacto en una comunidad que un local deportivo mediano".

En definitiva las franquicias le dan un plus deportivo a las ciudades que trae nuevas oportunidades para los jóvenes que buscan incursionar en el deporte profesional, y estas también suelen caracterizarse por realizar actividades solidarias para ayudar a la población local.

Notas relacionadas